Respiro para Grecia, pese a la verdad de Schäuble

La Razón
La RazónLa Razón

El Eurogrupo acordó ayer aliviar la situación de Grecia con el desembolso urgente de 7.000 millones con los que hacer frente a sus obligaciones financieras inminentes y con un espaldarazo a las negociaciones para el tercer rescate. Es un pequeño respiro para Atenas en medio de un clima agonizante. Pero conviene no relativizar lo que está por delante. El ministro alemán Wolfgang Schäuble recordó lo que otros callan. Dijo que una quita de la deuda es la mejor opción para Grecia, pero que es incompatible con su permanencia en el euro.