Opinión

Un lavado de cara para Picardo que no cuela

La Razón
La RazónLa Razón

Fabián Picardo se paseó ayer por el Congreso de la mano de IU, PNV y ERC. El gibraltareño se esforzó en dar una imagen conciliadora, al tiempo que recordó que el Peñón «da empleo a 10.000 españoles». Pero Picardo no es fiable porque sus palabras son desmentidas por sus hechos. Sus actos son inamistosos y provocadores. Si pretende mantener un vínculo normal con España, debe respetar la Ley, los derechos de los pescadores y la transparencia fiscal, ha de cooperar en la lucha contra la delincuencia y no acometer obras ilegales. Menos ruido y más nueces, señor Picardo.