Un libro desvela la amistad entre Rouco Varela y el Papa Francisco

El arzobispo de Madrid, el cardenal Antonio María Rouco Varela, mantiene una "frecuente relación de amistad"con el papa Francisco, según revela el libro "Rouco Varela, el cardenal de la libertad".

En una entrevista con Efe, José Francisco Serrano Oceja, el autor de esta biografía autorizada del expresidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), señala que este es un dato poco conocido, pero mantiene que el titular de la Diócesis de Madrid y el papa Francisco tienen una amistad "de reconocimiento mutuo".

Serrano Oceja explica que la relación de Rouco con Jorge Mario Bergoglio comenzó abril de 2006, cuando el arzobispo madrileño viajó a Argentina para ser investido doctor "honoris causa"por la Universidad de la Fraternidad de Agrupaciones Santo Tomás de Aquino (Fasta).

Según el biógrafo del arzobispo madrileño, el entonces cardenal Bergoglio acudió de madrugada a recibir a Rouco Varela al aeropuerto y, durante la estancia de éste en Buenos Aires, "eran frecuentes las cenas de ambos", en las que el cocinero era el actual papa.

Serrano Oceja añade que esta relación ha continuado "a través de frecuentes conversaciones telefónicas"antes de la llegada de Bergoglio al Vaticano y también después.

Nacido en Villalba (Lugo) en 1936, Rouco Varela presentó al Papa la renuncia como arzobispo al cumplir 75 años, pero ese relevo aún no se ha producido, aunque, a juicio del autor de esta biografía autorizada, "probablemente la prioridad en este momento no es la sustitución"del responsable de la Diócesis de Madrid.

"Hay muchos que han pretendido adelantar la sustitución del cardenal Rouco Varela, y el Papa y la curia romana no lo han visto necesario", agrega.

En cuanto a la imagen pública de Rouco Varela, al que muchos sitúan en el ala más conservadora de la Iglesia católica, Serrano Oceja afirma que "hay sectores de la sociedad española que tienen una imagen limitada"sobre él, aunque matiza que el cardenal no está preocupado por ello, sino por ser "un padre y un pastor"para los fieles.

A juicio del autor del libro, las prioridades del expresidente de la CEE han sido "muy claras": la familia, la escuela, la parroquia, y el servicio a los pobres y más necesitados.

En este último aspecto, subraya que Rouco Varela leyó el borrador de la biografía y únicamente sugirió la eliminación de un pasaje en el que se daba a conocer un aspecto desconocido de su "vida de caridad", ya que no quería que fuese pública.

En el libro, Serrano Oceja también rescata la "etapa progresista"de Rouco Varela, cuando impartía clases en la Facultad de Teología de la Universidad de Múnich y formaba parte del grupo del profesor Klaus Mörsdorf, que impulsaban la renovación del Derecho Canónico a raíz del Concilio Vaticano II.

Sin embargo, según él, es falso que en esa época en Alemania coincidiese con Joseph Ratzinger, quien ya se había trasladado a la Universidad de Bonn.

Con quien sí que mantuvo una "estrecha relación"Rouco Varela, en opinión de Serrano Oceja, fue con Vicente Enrique y Tarancón, mientras éste presidía la CEE.

"Se puede decir que Rouco Varela es un descubrimiento de Tarancón, quien, siendo presidente de la CEE, le provocaba al joven obispo auxiliar de Santiago de Compostela para que interviniera en las asambleas plenarias de la CEE con argumentos novedosos para los obispos españoles", asegura el autor de la biografía.

No obstante, a su juicio, el arzobispo de Madrid puede ser definido como "el hombre de Juan Pablo II en España".

Para Serrano Oceja, Rouco Varela ha sido el responsable de la "continuidad respecto a la evolución de la Iglesia"en España, y lo ha hecho "siguiendo las directrices del pontificado de Juan Pablo II".