Dalsy, Valsartán, Apocard y Adiro son los medicamentos con más desabastecimiento

La escasez de fármacos es de naturaleza global. Se da a consecuencia de problemas en la producción o en la estimación de la demanda, entre otras causas.

La escasez de fármacos es un problema de naturaleza global. De hecho, la AEMPS (Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios) informa con mayor asiudidad de la falta de medicamentos. Sin embargo, esto no se debe a una única causa, sino a varias: problemas en el proceso de producción, retirada voluntaria del medicamento por el laboratorio farmacéutico o problemas en la estimación de la demanda por parte del laboratorio comercializador.

Dalsy 20mg./ml. (antiinflamatorio cuyo principio activo es el ibuprofeno), Valsartán (antihipertensivo), Adiro (trata problemas cardiovasculares)y Apocard 100 mg. (antiarrítmico) son los medicamentos con más desabastecimiento. Los tres primeros sufren escasez debido al proceso de producción. Sin embargo, otros laboratorios comercializan con otros fármacos que llevan a cabo el mismo principio activo, dosis y presentación, por lo que la demanda podía ser cubierta. No obstante, la falta de suministros del laboratorio Aspen por motivos económicos, sí que supone un grave problema porque otros laboratorios no crean un fármaco que tenga el mismo principio activo como ocurría en los casos anteriores.

El laboratorio Aspen comercializaba fármacos para el tratamiento de cáncer. Al contar con la posición dominante porque era el único que producía este tipo de fármacos, incrementó su precio en Italia entre el 300 y 1500%, lo que derivó en que les multasen con 5 millones de eruros por abuso de posición dominante. En España el laboratorio retiró sus medicamentos. Por lo que la única forma de conseguirlos es mediante un procedimiento especial de la AEMPS que permita traerlos desde otros países, pero con un coste muy alto al inicial.

También se han producido casos de debastecimiento por estimación de la demanda, un ejemplo es el medicamento Apocard 100 mg . A principios del pasado noviembre el laboratorio no tuvo suficientes unidades del fármaco para cubrir la demanda nacional. Otros laboratorios sí que comercializan fármacos con el mismo principio activo, la flecainida, pero pertenece a los “medicamentos de estrecho margen terapéutico”. Es decir, son fármacos que por una leve variación el paciente puede pasar de presentar niveles terapéuticos a que sean tóxicos. Asimismo, según la AEMPS, otros laboratorios fabricantes de otras marcas de flecainida 100 mg. no dispondrán de unidades suficientes para cubrir la ausencia de Apocard del mercado.