Desmontando 5 falsas creencias sobre el embarazo

Los mitos y creencias sobre la gestación lleva a muchas mujeres a no disfrutar de su embarazo

Cualquier duda sobre el embarazo hay que consultar con el médico
Cualquier duda sobre el embarazo hay que consultar con el médico

A pesar de la sociedad de la información en la que vivimos actualmente es curioso que todavía muchas personas se crean determinadas ideas en torno al embarazo, que suelen permanecer de forma muy arraigada en las abuelas de antaño, y que además siguen siendo motivo frecuente de consulta en la asistencia obstétrica.

Es importante desmontar algunas creencias que giran en torno al embarazo. Sólo así se disiparán miedos infundados que impiden que la mujer, en muchas ocasiones, disfrute plenamente de esos nueve meses de gestación, o hacen que lleve a cabo conductas erróneas en su día a día. Eso sí, siempre sin olvidar que cualquier duda, sea la que sea, hay que consultarla siempre con el médico”, remarca la doctora María Lapresta, ginecóloga de la Unidad de la Mujer del Hospital Quirónsalud Zaragoza.

Además, y según recuerda la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), el embarazo es una situación especial en la mujer, y además es diferente en cada ocasión. “El organismo materno sufre profundos cambios para adaptarse y favorecer el crecimiento del nuevo ser en su interior. A veces no es sencillo diferenciar los cambios fisiológicos normales de algún tipo de enfermedad o problema, lo que supone inquietudes y preguntas. Muchas son transmitidas al tocólogo durante su visita, pero otras se quedan sin resolver”, matiza.

Con ello, la especialista de Quirónsalud enumera los que, a su juicio y dada su experiencia, representan los 5 principales mitos sobre el embarazo que toda persona debe desterrar de su cabeza:

1.- La posición del bebé en el útero predecirá el sexo del bebé

Nada más lejos de la realidad, a juicio de la doctora Lapresta, es “imposible” determinar por la morfología del útero o de la barriga de la gestante el sexo fetal. “Tampoco tienen ninguna evidencia científica para predecir el sexo fetal el color de la orina de la embarazada, los antojos que ha tenido, si ha padecido náuseas, o si el bebé ha sido muy activo”, precisa la ginecóloga.

2.- Las mujeres gestantes no pueden viajar en avión

En un embarazo de curso normal, y sin complicaciones, no hay contraindicación para volar en avión, según asegura la experta de Quirónsalud Zaragoza. Sin embargo, sí reconoce que cada vez es más habitual que las compañías aéreas exijan a las pacientes un justificante médico que certifique su edad gestacional en el momento del vuelo y donde se verifique que la evolución del embarazo ha sido normal.

“También es frecuente que no se permita embarcar a embarazadas de mas de 36-37 semanas, principalmente por la posibilidad de que la paciente comience con trabajo de parto durante el vuelo y obligue a un aterrizaje forzoso”, apostilla la especialista.

3.- Debes deshacerte de tu gato

En tercer lugar, son muchas futuras madres las que han oído que lo mejor que pueden hacer durante su embarazo es deshacerse de su gato, por las complicaciones para su salud que el pobre animal pueda conllevar.

“No es cierto que no se pueda acariciar a un gato durante el embarazo, y mucho menos que debas deshacerte de él. Sin embargo, es aconsejable que la gestante evite manipular los excrementos, así como cambiar la caja de arena de las deposiciones, debido al riesgo de toxoplasmosis y de otras parasitosis. De cualquier modo, en caso de verse forzada a realizar esta labor, utilice siempre guantes y lávese las manos correctamente”, aconseja la doctora Lapresta.

4.- Las embarazadas deben comer por dos

Seguro que has oído más de una vez que al estar embarazada debes comer por dos, algo poco aconsejable si no se quiere engordar más de la cuenta, ¡después del embarazo hay que quitárselo, no olvidarlo!

La ginecóloga señala aquí que una dieta equilibrada y rica en nutrientes, junto con el ejercicio, es la base para un embarazo saludable. Eso sí, sí reconoce que para la mayor parte de las mujeres embarazadas el aumento promedio en la ingesta calórica durante el embarazo es de unas 300 kilocalorías, es decir, un aumento de aproximadamente un 20% de la ingesta.

“En cualquier caso, será su médico quien, teniendo en cuenta sus características, la actividad física que desarrolle, los controles analíticos, y el aumento ponderal que vaya teniendo, mejor le aconseje sobre sus necesidades nutricionales. En algunas pacientes podría ser necesaria además la intervención de un nutricionista”, añade la doctora.

5.- La depilación es perjudicial durante el embarazo

La depilación convencional durante el embarazo con aparatos eléctricos caseros no supone ningún tipo de riesgo para la gestación, según precisa la SEGO; si bien matiza que con cera caliente debe restringirse en aquellas mujeres con varices o edemas en las piernas. Con cera fría podría realizarse, según apunta, en estas circunstancias, aunque en mujeres con varices marcadas debería optarse mejor por el rasurado.

Sobre la depilación con láser, la SEGO advierte de que ésta no ha sido adecuadamente documentada y, aunque parece que no tendría efecto en el feto, sí ve preferible su realización fuera de la gestación. “Algo parecido ocurre con la aplicación de las cremas depilatorias, su seguridad durante el embarazo no ha sido probada con estudios”, añade.