Sanidad compró 58.000 test rápidos defectusos

50.000 no llegaron a ser distribuidos, aunque 8.000 unidades fueron utilizados en hospitales de Madrid.

Tests de COVID-19 para sanitarios en el Hospital Clínico-Malvarrosa de Valencia
Una trabajadora sanitaria del Hospital de la Malvarrosa realiza un test de COVID-19Rober Solsona Europa Press

El Ministerio de Sanidad ha reconocido que compró a una empresa china 58.000 test rápidos que han resultado ser defectuosos, ya que tienen una sensibilidad inferior al 30% en la detección del coronavirus. Es decir, solo detectarían un positivo en el 30% de los casos. Inservibles.

Según ha publicado RTVE, 50.000 no llegaron a ser distribuidos, aunque 8.000 unidades fueron utilizados en los hospitales más afectados de la comunidad: La Paz, Gregorio Marañón, Ramón y Cajal y 12 de Octubre.

Como adelantó ayer LA RAZÓN, el Ejecutivo adquiró test rápidos defectuosos fabricados por la empresa china Shenzhen Bioesay Biotechnology , pese a no contar con la licencia de su país. El Gobierno aseguró que “no adquirió estos test a China, sino a un proveedor nacional que los importaba de China y cuyo producto cuenta con el marcado CE”. Es decir, un producto “homologado por la UE”, pero cuyo fabricante no está siquiera homologado por su país: China.