La carta de una farmacéutica a Fernando Simón

El papel de la farmacia resulta esencial en este momento, por eso sus profesionales alzan la voz para recordarle a Sanidad por qué sí necesitan ser considerados como personal sanitario en esta crisis

Servicios y actividades imprescindibles en el estado de alarma
"Las oficinas de farmacia somos personal sanitario", recuerdan los farmacéuticos que ejercen una labor de divulgación e información clave entre los ciudadanosÓscar Cañas Europa Press

La lucha de los farmacéuticos frente al coronavirus resulta incansable, a pesar de la falta de medios con la que cuenta. Por ello, son muchos los profesionales de la farmacia que alzan la voz para protestar ante la situación de desamparo en la que se encuentran. A continuación, reproducimos la carta de Elena Pillado Rodríguez, farmacéutica madrileña, a Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad:

Querido Fernando Simón:

Te escribo desde el corazón, sabiendo perdonar tú desconocimiento.

Soy Elena Pillado Rodríguez, titular de oficina de farmacia de un pueblo cercano a Madrid.

Te quiero informar de porqué las oficinas de farmacia somos personal sanitario, para ello te pongo varios ejemplos que entenderás:

Paciente 1: viene con síntomas, no quiere ir al médico, después de hablar con él nos damos cuenta, de que no hace falta derivarlo al médico y le dispensamos la medicación no sujeta a receta, aquí el farmacéutico ha hecho el primer filtro para no derivar al sistema de salud y saturar sus consultas.

Paciente 2: viene con síntomas, tras hablar con él y convencerle de que tiene que ir al médico de cabecera, le derivamos a ellos, segundo filtro de actuación.

Paciente 3: tras ir al médico de cabecera viene con la medicación prescrita para retirarla, le atendemos, le dispensamos la medicación y le explicamos todas las dudas que tiene, muchas de ellas surgen desde que sale de la consulta hasta que nos viene a ver a nosotros, se las resolvemos encantados evitando volver a ir a ver al médico y evitar saturar el sistema de salud, tercer filtro de actuación.

Paciente 4: viene del hospital, del especialista, con un informe lleno de palabras técnicas médicas, con un diagnóstico que muchas veces es difícil de entender, con tratamientos extensos, pautados por principio activo y no por nombre comercial, aquí los farmacéuticos volvemos a realizar nuestro trabajo explicando todo lo que pone en ellos dejándole clara la medicación y sabiendo que si tiene alguna duda sin cita previa, sin llamar, aquí nos tiene para atenderle, cuarto filtro de actuación.

Paciente 5: persona de riesgo, trasplantado, oncológico, con insuficiencia respiratoria, nos llama muerto de miedo, para que le acerquemos su medicación, con todo el cariño, le atendemos, le tranquilizamos, preparamos la medicación y se la acercamos, quinto filtro de actuación del farmacéutico.

Con todo ello y dado que los pacientes Covid-19 pueden estar en la situación 1, 2, 3, 4 y 5 le pregunto:

¿Somos los farmacéuticos personal sanitario? ¿actuamos dentro de la cadena sanitaria de este país?

Creo que la respuesta es muy clara, SÍ LO SOMOS y estamos encantados de serlo, de poder ayudar a los demás en aquello para lo que nos hemos preparado, formado, esforzado.

Cuenten con nosotros, con nuestra capacidad de trabajo, con la posibilidad de que todo paciente tiene una farmacia a 10 minutos de su casa, con las farmacias de guardia a costo cero para la Administración.

Juntos hacemos que el Sistema Sanitario Español sea de los mejores del mundo.

Atentamente.

Elena Pillado Rodríguez.

Dedicado a todos mis familiares (José Tomás Mijimolle, Carmen Cuadrado), compañeros, que han dado su vida, como farmacéuticos, arriesgando, formando, estando siempre al lado de sus pacientes.