Coronavirus

Las enfermeras suspenden al Gobierno: siete de cada diez han trabajado sin protección

Cerca de 74.000 de las 260.000 que ejercen en España han sufrido síntomas de coronavirus, según la mayor encuesta realizada a profesionales sanitarios

Thumbnail

Alrededor de 74.000 de las 260.000 que ejercen en España -hay un total de 307.000 colegiadas- han mostrado síntomas compatibles con el coronavirus y el 30% de las que han podido someterse a la prueba ha dado positivo. Así lo revelan los resultados definitivos de la mayor encuesta realizada hasta ahora a profesionales sanitarios desde el estallido en España de la pandemia de Covid 19, que acaba de culminar la Organización Colegial de Enfermería. El sondeo constata que los profesionales del sector de la salud no han contado con los más elementales equipos de protección contra el virus, lo que explica el alto número de sanitarios contagiados en nuestro país. Según los datos del Ministerio de Sanidad, 33.788 profesionales que trabajan en hospitales, centros de salud y otros dispositivos equivalentes ya han dado positivo en los test, lo que equivale al 15,57% del total de infectados en nuestro país hasta la fecha. Los resultados revelan que de los enfermeros encuestados a los que sí se les ha hecho la prueba diagnostica pertinente (sólo al 23%), prácticamente un tercio (un 30,2%) ha sido certificado como caso positivo. El 5% ha tenido incluso que trabajar con síntomas claros de padecer la enfermedad.

Las enfermeras informan de que en su mayoría han sido víctimas de la escasez de materiales de protección registrada durante la mayor parte de lo que ha transcurrido de crisis. Según revelan los resultados, pese al tiempo transcurrido desde el inicio de la pandemia, el 72,1% considera que los profesionales trabajan con poco o ningún material de protección. Si se consideran sólo los dos o tres últimos días de respuesta a la encuesta, el porcentaje de “poco” y “nada” experimentaría una reducción mínima manteniéndose en un 69,2%, lo que da idea de la lentitud del Ministerio de Sanidad, que ostenta el mando sanitario único tras el estado de alarma, a la hora de adquirir los materiales protectores para los sanitarios. El 74% de los sondeados asegura que en su unidad o servicio no ha habido mascarillas. Un 55% reporta que ha padecido carencia de monos o trajes completos y alrededor de la mitad afirma no tener a su disposición una simple bata. En total, siete de cada diez afirman que han trabajado sin protección. “Llevamos muchas semanas denunciando que las compañeras estaban enfrentándose a este agente infeccioso sin mascarillas ni trajes, con elementos fabricados por ellas mismas con plásticos o bolsas de basura, con cualquier elemento que hiciera de barrera. Esta encuesta corrobora sus quejas, que han sido clamores en el desierto”, asegura el presidente del Consejo General de Enfermería, Florentino Pérez Raya.

Por comunidades autónomas, Extremadura, Andalucía, Aragón y Castilla-La Mancha son las que han sufrido mayores carencias de equipos de protección.

Por otro lado, la Organización Colegial de Enfermería informa de que “es tal la indignación de muchos profesionales que ha ocurrido en esta encuesta algo inaudito. En la casilla abierta para escribir qué materiales de los que no se nombraban en la lista han faltado en su centro de trabajo las enfermeras han aprovechado para trasladar sus impresiones sobre la crisis de forma muy cruda”. Algunas de las encuestadas dicen, por ejemplo, que “lo que recibimos es de mala calidad” o que “pasamos el turno entero de hasta 14 horas con las mismas mascarillas”.

En el sondeo los entrevistados puntúan peor al Gobierno de Pedro Sánchez por su papel en la crisis que a los gobiernos regionales. Al primero le suspenden con un 3,3 sobre diez, mientras que el resto roza el cuatro. Los ejecutivos autonómicos peor valorados son los de Extremadura, Cantabria y Castilla-La Mancha, así como Ceuta y Melilla. Los mejor valorados son los de Galicia, La Rioja y Pais Vasco.