Así influye el tabaco en la disfunción eréctil

La función eréctil es directamente proporcional al grado de exposición al tabaco y dejar de fumar mejora la función sexual masculina

La función eréctil es directamente proporcional al grado de exposición al tabaco y dejar de fumar mejora la función sexual masculina
La función eréctil es directamente proporcional al grado de exposición al tabaco y dejar de fumar mejora la función sexual masculina

La disfunción eréctil es, en la mayoría de los casos, una patología que indica una situación cardiovascular comprometida para el hombre y puede anteceder con hasta tres o cuatro años a la aparición de una angina de pecho, una hipertensión o cualquier otra enfermedad vascular. Por lo tanto, actúa como un predictor de múltiples patologías y los urólogos deberíamos anticiparnos y estar atentos a estos indicios. Por eso, en muchos casos, referimos al paciente al cardiólogo para un chequeo completo.

Uno de los puntos básicos del tratamiento de estos pacientes es el cambio en el estilo de vida y, si es fumador, el abandono del tabaco. La revista «International Brazilian Journal of Urology» acaba de publicar un estudio sobre los efectos de dejar de fumar en la función sexual de los hombres de 30 a 60 años.

A los pacientes se les hizo el formulario del Índice Internacional de Función Eréctil (IIEF) antes de dejar de fumar y seis meses después de dejar de fumar, para conocer su grado de dificultad para tener erecciones. Los pacientes fueron subgrupados de acuerdo con la edad, nivel de educación y número de paquetes de tabaco consumidos al año. Las evaluaciones realizadas agrupando a los pacientes según la edad (30-39, 40-49 y 50-60 años) y el nivel de educación (primaria-media y secundaria-universitaria), revelaron que las puntuaciones totales para obtener una buena erección después de dejar de fumar fueron más altas comparadas con las puntuaciones de referencia en todos los grupos.

Según el agrupamiento por exposición al tabaco (≤25, 26-50, 51-75, 76-100 y 101≥ paquetes/año), las puntuaciones totales de mejora de la erección aumentaron significativamente después de dejar de fumar en todos los grupos excepto en los pacientes que fumaban más de 101≥ paquetes/año.

En conclusión, la función eréctil es directamente proporcional al grado de exposición al tabaco, y dejar de fumar mejora la función sexual masculina en todos los grupos de edad entre 30-60 años, independientemente del número de paquetes/año consumidos y el nivel de educación. Consúlteme en doctorpeinado@gmail.com