El uso del plasma podría reducir el ingreso en UCI y la muerte de pacientes con Covid-19

La tasa de supervivencia fue del 100% en el grupo de pacientes tratados con plasma hiperinmune frente al 90,7% del grupo control, según los resultados preliminares de un ensayo clínico promovido por el Hospital Universitario Puerta de Hierro Majadahonda

El empleo de plasma hiperinmune podría evitar que los pacientes con Covid hospitalizados de menor gravedad requieran ventilación mecánica, reducir los ingresos en cuidados intensivos e incluso la muerte. Estos son algunos de los resultados preliminares que se desprenden del ensayo clínico ConPlas-19, promovido y coordinado por el Hospital Universitario Puerta de Hierro Majadahonda de Madrid y financiado por el Instituto de Salud Carlos III.

El ensayo fue impulsado con el objetivo de que el grupo de pacientes con Covid-19 hospitalizados de menor gravedad recibieran este tratamiento para evitar su empeoramiento, ya que la base científica y la evidencia indirecta del uso de plasma en otras infecciones respiratorias graves de origen viral también sugieren que su uso puede ser más eficaz cuando se administra en una fase temprana de la enfermedad. Además, dos ensayos clínicos realizados en China y en Holanda en los que se incluían pacientes graves de Covid sugieren que el plasma no es útil en estos casos tan graves.

A tenor de estos estudios, se comenzó con el reclutamiento de participantes. Así, en la primera fase se llegó a incluir a 81 pacientes a los que se les asignó al azar el recibir o no el tratamiento con plasma. Todos los participantes en el ensayo recibieron en todo caso el tratamiento estándar. El resultado es que seis de los 43 pacientes del ensayo empeoraron respiratoriamente con necesitad de ventilación mecánica, ingreso en UCI o fallecieron (14%) y, sin embargo, ninguno de los 38 pacientes tratados con plasma hiperinmune murió. Es decir, la tasa de supervivencia fue del 100% en los pacientes tratados con plasma frente al 90,7% que no recibió plasma.

Estos primeros resultados denotan que el plasma hiperinmune, que se obtiene del plasma de pacientes donantes que han superado la enfermedad y que han desarrollado anticuerpos contra el virus, podría ser útil en pacientes recién ingresados por Covid-19, en lugar de como último recurso en formas muy graves de la enfermedad. No obstante, se trata aún de resultados preliminares debido primero al número de pacientes y eventos menores al esperado, lo que limita la posibilidad de extraer conclusiones definitivas para la población general. Por ello, los 32 hospitales españoles participantes en el ensayo ConPlas-19 han iniciado la segunda fase del ensayo también con un grupo de control sin plasma.