Un nuevo estudio confirma la ineficacia de la hidroxicloroquina para tratar la Covid-19

El fármaco antimalárico que Donald Trump recomendó tomar para mantenerse a salvo del nuevo conoravirus parece haber quedado “fuera de juego” como línea de investigación.

El avance en el estudio de los tratamientos que pueden ser eficaces para la infección causada por el SARS-CoV-2 hace que se confirme la validez de algunos, como la melatonina, y se descarten otros. Es el caso de la hidroxicloroquina, un medicamento antimalárico que ha sido de los primeros que se barajó que podrían frenar el avance del virus. En este sentido, un nuevo estudio realizado en hámsters por investigadores del Katholieke Universiteit Leuven (Bélgica) ha puesto de manifiesto que este fármaco no contrarresta los efectos del nuevo coronavirus.

“A pesar de la falta de evidencia clara en modelos animales o estudios clínicos, muchos pacientes con Covid-19 ya han sido tratados con hidroxicloroquina. Con base en estos resultados y los resultados de otros equipos, desaconsejamos seguir explorando su uso como tratamiento contra la infección causada por el SARS-CoV-2”, señalan los expertos. Un mensaje que se hace necesario para contrarrestar la fama que este principio activo adquirió después de que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump confesara que lo tomaba y lo recomendara públicamente en varias ocasiones.

Investigación en roedores

Los hamsters son particularmente útiles en la investigación del SARS-CoV-2, dado que en ellos el virus se replica con fuerza después de la infección. Además, desarrollan una patología pulmonar similar al Covid-19 leve en los seres humanos, algo que no ocurre en los ratones.

Para este estudio, los investigadores dieron a los roedores hidroxicloroquina o favipiravir, un medicamento antiviral de amplio espectro que se usa en Japón para tratar la gripe, durante cuatro a cinco días. Los hámsters fueron infectados con el virus SARS-CoV-2 de dos maneras: insertando una dosis alta de virus directamente en la nariz o colocando un hámster sano en una jaula con un hámster infectado. El tratamiento farmacológico se inició una hora antes de la infección directa o un día antes de la exposición a un hámster infectado. Cuatro días después de la infección o exposición, los investigadores midieron la cantidad de virus presente en los roedores.

De esta forma, observaron que el tratamiento con hidroxicloroquina no tuvo ningún impacto, dado que los niveles de virus no disminuyeron y los hámsters seguían siendo infecciosos. Sin embargo, una dosis alta de favipiravir, si tuvo un efecto potente. Y es que, a los pocos días de la infección, los virólogos apenas detectaron partículas víricas infecciosas en los hámsters que recibieron esta dosis, y que habían sido infectados por vía intranasal.

Optimismo prudente respecto a favipavir

Además, los hámsters que estaban en una jaula con uno infectado, y habían recibido el medicamento, no desarrollaron una infección evidente. Aquellos que no habían recibido el medicamento, se infectaron después de haber compartido una jaula con un hámster infectado.

No obstante, los investigadores son prudentes respecto a los buenos resultados de favipiravir. “Debido a que administramos el medicamento poco antes de exponer a los hámsters al virus, pudimos establecer que el medicamento también se puede usar de manera profiláctica, es decir, en prevención. Si más investigaciones muestran que los resultados son los mismos en humanos, el medicamento podría usarse inmediatamente después de que alguien de un grupo de alto riesgo haya entrado en contacto con una persona infectada. Es probable que también esté activo durante las primeras etapas de la enfermedad”, afirman los científicos.

Será necesarios más estudios para saber si el fármaco es tan seguro en humanos, ya que en hamsters no presentó ningún efecto secundario significativo. Un punto a su favor es que ya se ha usado en dosis altas para pacientes con Ébola y lo han tolerado bien.