La mayoría de españoles usa las mascarillas tres veces más de lo recomendable

Un informe de la OCU alerta del peligro de esta práctica al aumentar el riesgo de transmitir la Covid-19 y la acumulación de gérmenes

Gran parte de los españoles están alargando peligrosamente el periodo de uso óptimo de las mascarillasEduardo Sanz Europa Press

Las mascarillas se han convertido en un complemento imprescindible en plena pandemia de la Covid-19. Sin embargo, no todo vale. De hecho, si se utilizan de forma errónea, se dispara el riesgo de posibles contagios, ya que implican una falsa sensación de seguridad. Por ello, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) alerta de que una gran parte de los españoles están alargando peligrosamente el periodo de uso óptimo de las mascarillas, que no debería superar las 4 horas, según recomienda el Ministerio de Sanidad. Así lo revela una encuesta de OCU a 1.012 personas, una muestra ponderada para que refleje tendencias representativas de la población.

En concreto, según los datos que maneja la encuesta, las mascarillas desechables se están usando 12 horas de media, mientras que las reutilizables 13 horas (antes de cada lavado) y las FFP2 21 horas, lo que supone, como mínimo, tres veces más horas de las recomendable. Es más, en el caso de estas últimas mascarillas, las FFP2, un 20% de los encuestados reconoce que las usa más de 25 horas.

Con estos resultados sobre la mesa, desde OCU valoran estos datos como muy preocupantes. Primero, porque el uso de cualquier mascarilla más allá del tiempo recomendado compromete la eficacia de su filtración y consecuentemente aumenta el riesgo de transmisión de la Covid-19. Pero es que, además, según se prolonga su tiempo de uso aumenta de forma proporcional la presencia de gérmenes en su superficie exterior, un riesgo añadido en caso de manipulación inadecuada de la mascarilla al quitarla y ponerla.

De esta manera, desde la OCU advierten que este mal uso de las mascarillas se debe en parte a su excesivo coste para muchas familias. Por ello insiste al Gobierno para que baje aún más el precio máximo fijado para las mascarillas quirúrgicas, que establezca del mismo modo un precio máximo para las higiénicas y las FFP2, y que contemple el reparto gratuito de mascarillas para el 10% de las familias económicamente más vulnerables.

Y es que, el uso de mascarillas para una familia de cuatro miembros, con el IVA al 4%, supone un coste mensual mínimo 40 euros si usan las higiénicas desechables (empleando una mascarilla diaria), tal y como advierte OCU en #mascarillasparatodos.