Así será la cartilla de vacunación de todos los españoles

Las autonomías deberán consignar el nombre, sexo, lugar de residencia, enfermedad que se padezca y los motivos para inmunizarse o no frente a la Covid-19

Una enfermera prepara una dosis de la vacuna de Pfizer en un hospital de Londres
Una enfermera prepara una dosis de la vacuna de Pfizer en un hospital de LondresFrank AugsteinAP

La Dirección General de Salud Pública del Ministerio de Sanidad ya ha definido la información que incluirá la cartilla de vacunación que cada servicio de salud autonómico deberá de elaborar de todas las personas susceptibles de vacunarse contra la Covid-19. En una resolución debatida en el Consejo Interterritorial de Salud, el máximo órgano de coordinación sanitaria autonómica, el departamento que dirige Salvador Illa remarca la necesidad de priorizar la inmunización en algunos grupos ante la limitación inicial de dosis que habrá al principio, y recuerda que el artículo 23 del decreto ley 21/2020 de 9 de junio de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a esta crisis sanitaria establece para el conjunto de las administraciones públicas, así como cualquier centro, órgano o agencia dependiente de estas, y cualquier otra entidad pública o privada cuya actividad tenga implicaciones en la identificación, diagnóstico, seguimiento o manejo de los casos “la obligación de facilitar a la autoridad de salud pública competente todos los datos necesarios para el seguimiento y la vigilancia epidemiológica de la Covid-19 que le sean requeridos por esta”.

Dicha información habrá de proporcionarse “en el formato adecuado y de forma diligente, incluidos, en su caso, los datos necesarios para la identificación personal”. Según Sanidad, “entre estos datos se encuentran las variables necesarias para realizar el seguimiento de la vacunación frente a la Covid-19”. El Ministerio expone además en la resolución que mediante el artículo 65 bis de la Ley 16/2003, de 28 de mayo, “se establece el deber de suministro de información por parte de las comunidades autónomas en situaciones de emergencia para la salud pública, a fin de garantizar la adecuada coordinación entre las autoridades sanitarias y reforzar el funcionamiento del conjunto del Sistema Nacional de Salud”.

Sanidad añade que “este deber de información supone la aportación inmediata, en situaciones de emergencia para la salud pública, de la información epidemiológica, de capacidad asistencial y de las medidas de prevención, control y contención adoptadas por las comunidades autónomas y las entidades comprendidas en su ámbito territorial”. Las autoridades sanitarias autonómicas deberán remitir diariamente al Ministerio de Sanidad la información registrada. Tendrán que hacerlo en concreto en el día hábil inmediatamente posterior a la vacunación, antes de las 15:00 horas.

“El procesamiento estadístico de estos datos y su representación geográfica se considera un elemento de gran utilidad en el seguimiento de la pandemia y en la toma de decisiones para su afrontamiento para las administraciones sanitarias. Igualmente, junto a esta finalidad principal, el tratamiento de datos permitirá también la emisión de certificados a solicitud del interesado, garantizando en todo caso la aplicación de las debidas medidas de seguridad”. ¿Qué datos contendrá esta cartilla?

-Identificación personal

-Fecha de nacimiento

-Sexo

-Lugar de residencia, consignando autonomía, provincia y código postal

-Fecha de administración de la vacuna

-Tipo de vacuna: antígeno frente al que se inmuniza

-Laboratorio fabricante de la vacuna

-Marca comercial de la vacuna

-Código ATC

-Código Nacional

-Lote de la vacuna

-Motivo de la vacunación: hay que marcar el nivel de exposición que corresponda y si se es sanitario o personal esencial, el ámbito en el que se trabaja (primaria, especializada, sociosanitario, docencia, de administraciones públicas...). En el caso de mayor vulnerabilidad, habrá que consignar el grupo de edad y la condición de riesgo, si la persona está embarazada o está institucionalizada en una residencia. Como condición de riesgo se citan enfermedades como la EPOC, el cáncer o el trasplante de órgano sólido.

-Motivo por el que no se vacune: se especificará el motivo. Entre ellos se citan la contraindicación, el rechazo a vacunarse o la excepción por haber pasado, por ejemplo, una enfermedad.