Las alteraciones que causa la Covid en la boca duran alrededor de siete días

Los expertos recomiendan mantener o incluso mejorar la higiene oral durante la infección por SARS-CoV-2. Y explican que el bruxismo y los traumatismos dentales debidos al estrés y la ansiedad han aumentado

«El origen puede ser por la patogenia del virus, como reacción al tratamiento o por estar inmunodeprimido»
«El origen puede ser por la patogenia del virus, como reacción al tratamiento o por estar inmunodeprimido»Dreamstime Dreamstime

Nuestra boca es el lugar de manifestación de muchas enfermedades sistémicas como la causada por el virus SARS-CoV-2. «Las ’'lenguas Covid’' se caracterizan por un aumento de tamaño de la lengua y un aspecto festoneado (como con ondas), que está provocado por la descamación de la misma. Estas alteraciones suelen estar acompañadas de una distorsión del gusto. Ahora bien, no todos los pacientes con SARS-CoV-2 tienen alteración del gusto y/o “lengua Covid”. Según un estudio del Hospital Universitario La Paz (en Madrid) en abril de 2020, el 25% de los pacientes ingresados por Covid presentaba alteraciones en la lengua y la mucosa oral», explica el doctor José Antonio Estellés, jefe de Servicio de Odontología del Centro Médico Quirónsalud Plaza Euskadi, en Bilbao.

«En la actualidad –prosigue el experto–, hay dudas sobre si el origen de las manifestaciones orales es el resultado de la infección viral per se, si son producidos por los tratamientos contra el coronavirus (reacciones adversas) o si vienen derivados de patologías sistémicas».

Y es que la causa de estas alteraciones aún no se conoce con certeza. «Se cree que puede deberse a la patogenia del virus en la cavidad bucal, a la mala higiene oral, la hipersensibilidad a la farmacología administrada o la afectación en el sistema inmunológico del paciente que esta inmunocomprometido», añade el Dr. Pedro Orenes, jefe de la Unidad Dental del Hospital Quirónsalud de Murcia.

En todo caso, «se ha demostrado que el SARS-CoV-2 es un virus neurotrópico y mucotrópico, que puede afectar el funcionamiento de las glándulas salivales, las sensaciones del gusto, del olfato y la integridad de la mucosa oral. Se cree que el coronavirus posee la capacidad de alterar el equilibrio de la microbiota oral, lo que, combinado con un sistema inmune deprimido, permitiría la colonización por infecciones oportunistas», precisa el doctor Orenes.

Es decir, la afectación de la lengua podría ser un síntoma inicial o único del coronavirus, pero todavía sigue habiendo mucha incertidumbre al respecto. Lo que está claro es que estas afectaciones suelen aparecer e irse en cuestión de días: «Estas alteraciones duran alrededor de siete días», asegura Orenes.

Ahora bien, depende de cada paciente. En todo caso, «no hay evidencias de que persista una vez superada la enfermedad. Como sabemos, la desaparición de las manchas en la lengua y úlceras orales será proporcional al grado de gravedad que tenga cada paciente de SARS-CoV-2», precisa el doctor Estellés.

En cuanto al tratamiento, «no existe uno específico para “lengua Covid”», afirma este experto. De hecho, al principio se trataron estas úlceras como si fueran candidiasis oral, «pero se demostró que no mostraban mejoría alguna las lesiones».

«El tratamiento local que se suele administrar consiste en la aplicación de corticoides. También se utilizan colutorios con clorhexidina para reducir las sobreinfecciones. Pero en todo caso, mantener una higiene oral exquisita sigue siendo la mejor manera de mantener unos niveles óptimos de salud», añade el Dr. Orenes, que recuerda que «la boca y los problemas que en ella existan interfieren en las funciones básicas de cualquier persona como hablar o comer».

«Las principales manifestaciones orales por Covid-19 suelen ser –prosigue– la hiposalivación, xerostomía, ageusia, hipogeusia, disgeusia, lesiones herpéticas y candidiasis. Los trastornos de las glándulas salivales, cuya etiología aún no está del todo clara, contribuiría al desarrollo de las manifestaciones orales y trastornos sensoriales. Lo cual puede llevar a diferentes problemas bucales que deben ser vigilados por el odontólogo para ser tratados». En todo caso, aunque «si bien son necesarios más estudios científicos para establecer la importancia de la higiene oral en el pronóstico del paciente Covid-19, se recomienda mantener o incluso mejorar la higiene oral durante la infección por SARS-CoV-2 para reducir la carga bacteriana, reducir el riesgo de una sobreinfección, así como la aparición de caries y de lesiones dolorosas que pueden alterar el resto de sistemas del cuerpo», hace hincapié el Dr. Orenes.

«No tratar estas alteraciones orales o no estar controlado por su odontólogo puede llevar en algunos casos a problemas muy graves de salud. Existe una clara relación entre la mala higiene oral y los problemas bucales con las infecciones respiratorias. La enfermedad periodontal se ha estudiado que influye en la gravedad de otras patologías, así como en la sintomatología de Covid-19», precisa el jefe de la Unidad Dental de Murcia.

Más casos de bruxismo

Y aunque los españoles estamos cada vez más concienciados de la necesidad de acudir a la revisión semestral a nuestra clínica odontológica, «aun así tenemos mucho que mejorar respecto a otros países de Europa, ya que en España tradicionalmente se descuidó la salud oral. Además, lamentablemente desde que comenzó la pandemia, el bruxismo y los traumatismos dentales debidos al estrés, el miedo y la ansiedad han aumentado considerablemente tanto en la población adulta como en menores de edad», concluye el jefe de Servicio de Odontología del Centro Médico Quirónsalud Plaza Euskadi.

Y más allá de la Covid-19, uno de los errores más frecuentes relacionados con la salud bucodental es la «normalización del sangrado de encías, que puede ocasionar graves problemas cardiovasculares o sistémicos, además de la pérdida de hueso y de dientes», explica el Dr. Estellés. El segundo error para este experto es descuidar nuestra higiene oral: «Realizando un correcto cepillado dental y encías, limpieza de la lengua y mucosas, podemos no sólo mantener nuestras piezas dentales durante muchos años, sino disminuir considerablemente la aparición de caries y enfermedad periodontal». Y por último, «no acudir al odontólogo si no tengo dolor. La prevención es muy importante para detectar en estadios iniciales un cáncer oral y orofaríngeo, por ejemplo. Si llegamos a tiempo a tratar una caries podremos salvar el diente, si llegamos tarde tendremos que extraerlo», concluye el jefe de Servicio de Odontología.