Detectan el alzhéimer años antes de que aparezcan los síntomas

Un nuevo dispositivo PET mide eficazmente los aumentos en la proteína cerebral tau

Un nuevo dispositivo PET es capaz de medir eficazmente los aumentos en la proteína cerebral tau
Un nuevo dispositivo PET es capaz de medir eficazmente los aumentos en la proteína cerebral tauFLICKER/NATIONAL HUMAN GENOME RESEARCH INSTITUTE

La enfermedad de Alzheimer afecta a más de 800.000 personas en España, una enfermedad neurológica que, según datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN), es la principal causa de demencia y la patología que mayor discapacidad genera en personas mayores en nuestro país. Por ello, lograr un diagnóstico precoz y adelantarse a su aparición se convierte en uno de los grandes retos de la Ciencia. Ahora se ha logrado dar un paso hacia delante al demostrarse que un nuevo radiotrazador de tomografía por emisión de positrones (PET) mide eficazmente los aumentos en la proteína cerebral tau, una característica distintiva de la enfermedad de Alzheimer, antes de que se observe cualquier síntoma de la enfermedad, tal y como confirma un estudio publicado en la revista científica “The Journal of Nuclear Medicine” y presentado en la reunión anual de la Sociedad de Medicina Nuclear e Imágenes Moleculares celebrado ayer.

Con el potencial de medir los aumentos de tau durante un largo período de tiempo, este marcador ofrece una herramienta importante para evaluar la eficacia de los tratamientos de la enfermedad de Alzheimer en ensayos clínicos. La clave está en que tau es una proteína que se encuentra comúnmente en las neuronas cerebrales sanas. En personas con ciertos trastornos cerebrales, como la enfermedad de Alzheimer, los cambios químicos hacen que las proteínas tau se acumulen en varias partes del cerebro, lo que convierte a esta proteína en un valioso biomarcador para medir la progresión de la enfermedad.

Claves del estudio

En concreto, el estudio, los investigadores buscaron detectar patrones y tasas de acumulación de tau tanto en una población que envejece cognitivamente normal como en personas con enfermedad de Alzheimer. Se realizaron imágenes de PET con el nuevo radiotrazador 18F-MK6240 en todos los participantes al inicio del estudio y después de 12 meses. Después de cada exploración, se midió la captación del radiotrazador en múltiples áreas del cerebro. Los aumentos de tau se midieron en ambos grupos de participantes y las imágenes de tau longitudinal fueron efectivas para discriminar entre las dos cohortes. Así, la absorción de 18F-MK6240 fue mayor al inicio del estudio y después de un año en los participantes que estaban en el continuo de la enfermedad de Alzheimer en comparación con los participantes de envejecimiento cognitivamente normales.

“La eficacia del trazador 18F-MK6240 es importante para los ensayos de fármacos que tienen como objetivo medir si los tratamientos para eliminar la tau del cerebro están realmente funcionando”, asegura Christopher Rowe, director de investigación de imágenes moleculares en Austin Health y director de la Red Australiana de Demencia en Melbourne, Australia. “El uso del radiotrazador permitirá a los investigadores seleccionar personas en diferentes etapas de la enfermedad de Alzheimer para ensayos clínicos, lo que en última instancia puede acelerar el desarrollo de tratamientos efectivos para la enfermedad”.

La edad es el principal factor de riesgo para desarrollar alzhéimer, y debido a la mayor esperanza de vida de las mujeres, actualmente su prevalencia es tres veces mayor en mujeres que en hombres. En todo caso, se prevé que el número de afectados de ambos sexos aumente considerablemente en los próximos años como consecuencia del envejecimiento de la población, de ahí que el diagnóstico precoz y el inicio de un tratamiento temprano se convierta en la gran esperanza frente a esta patología.