El selenio

El selenio es esencial para el sistema de la enzima citocromo P450, responsable de la detoxificación de sustancias extrañas en el hígado
El selenio es esencial para el sistema de la enzima citocromo P450, responsable de la detoxificación de sustancias extrañas en el hígado FOTO: UNSPLASH

El selenio es un nutriente muy importante con un ámbito de aplicación muy versátil en nuestro organismo. Muchas de sus acciones clínicas están relacionadas con el hecho de que es una parte integral de las cuatro enzimas del sistema glutatión-peroxidasa, un componente clave del cuerpo y defensa enzimática contra el estrés oxidativo en el tejido muscular del corazón. Su deficiencia, por lo tanto, tiene una actividad reducida de este sistema enzimático y el resultado en una mayor susceptibilidad al estrés oxidativo.

Desempeña un papel importante en el metabolismo de la tiroides. Su deficiencia puede conducir a la posible bajada de la función de la glándula tiroides. Además, un nivel suficientemente alto es capaz de unirse a los metales pesados como el cadmio, plata, mercurio y plomo, y reducir su toxicidad. Es esencial para el sistema de la enzima citocromo P450, que es responsable de la detoxificación de sustancias extrañas en el hígado.

Las enfermedades inflamatorias disminuyen en un corto período de tiempo usando el selenio, nutriente esencial, por otro lado, para la fertilidad tanto en hombres como mujeres.

En lo que se refiere al sistema inmune, este es muy dependiente de la cantidad de selenio que se encuentra presente en el cuerpo. Es muy probable que el selenio proteja el colesterol LDL de la oxidación y, por lo tanto, ralentiza la aparición de la aterosclerosis y la enfermedad coronaria.

La adición de selenio para el fluido de infusión de los pacientes que se someten a cirugía se utiliza para aumentar la recuperación después de la operación y para reducir el riesgo de complicaciones después de la misma. Por último, la suplementación con 100 mcg/día tres meses reduce los síntomas asmáticos.