Actualidad

1,63 euros al día: la línea roja de la pobreza extrema

Los datos mejoran, pero no lo suficiente para llegar al objetivo del Banco Mundial para 2030: erradicar el hambre en África.

Los datos mejoran, pero no lo suficiente para llegar al objetivo del Banco Mundial para 2030: erradicar el hambre en África.

Publicidad

Solo 1,63 euros al día para sobrevivir. Ahí es donde considera el Banco Mundial que está el límite de la pobreza extrema. Según datos de su último informe anual, el número de personas que viven en esta situación en todo el mundo ha descendido en los últimos años. Pero este ritmo de caída no es suficiente para llegar al objetivo de erradicar la miseria en el planeta en el año 2030. En concreto, la cifra ha caído hasta el diez por ciento –según los últimos datos de 2015–, lo que se traduce en 68 millones menos de personas en las peores condiciones. En la actualidad, «solo» son 736 millones y, según los expertos, el cómputo de este año rondará el 8,6 por ciento. En 2013, la proporción era del once por ciento.

El presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, ha recalcado que el camino al objetivo de situar en el tres por ciento el porcentaje de población mundial que vive en la miseria más dramática está siguiendo un «progreso lento». «En los últimos 25 años, más de un billón de personas han salido de la pobreza extrema y el nivel global es ahora el más bajo desde que hay registros histórico. Es uno de los logros humanos más importantes de nuestro tiempo», subrayó el presidente del Banco Mundial.

Pero estos datos aún no son para lanzar las campanas al vuelo. «Si queremos acabar con la pobreza en 2030 necesitamos mucha más inversión, en particular en la creación de capital humano para ayudar a promover el crecimiento inclusivo que nos lleve a disminuir la pobreza. Por su bien, no podemos fallar», indicó Jim Yong Kim.

Los descensos más significativos en estos años se han dado en China y en sus países vecinos, que se han beneficiado de su crecimiento. Regiones de Suramérica como Chile y Brasil han sido otras de las que más han mejorado. Por contra, el área que más preocupa a los expertos es el África subsahariana. Según los cálculos del Banco Mundial, en el año 2030 nueve de cada diez personas en situación de extrema pobreza vivirán en esos países.

Publicidad

Esta situación dista mucho de la de otros países que ostentan índices notablemente mejores. Entre ellos destacan Asia Oriental y Pacífico (un 2,3 por ciento de pobreza extrema), Europa y Asia Central (un 1,5 por ciento), Suramérica y el Caribe (un 4,1 por ciento) y Oriente Próximo y el Norte de África (un 5 por ciento). El Banco Mundial estima en su análisis que la mitad de los países del mundo tienen tasas inferiores de extrema pobreza al tres por ciento.