La espeluznante historia del pedófilo “Diablo”: viola a un bebé y comparte el vídeo

El delincuente sexual ha sido condenado a 18 años de cárcel

Barry Hudson-Muscroft
Barry Hudson-MuscroftLa Razón

Barry Hudson-Muscroft, de 33 años, parecía ser el marido perfecto pero ocultaba una doble vida en la que se hacía llamar “El Diablo”.

Este trabajador de la hostelería, que recaudaba dinero para organizaciones benéficas contra el cáncer, ha sido condenado a 18 años de cárcel en Inglaterra después de violar a un bebé, grabar el crimen y compartirlo en un chat con 37 personas.

Sin el conocimiento de su esposa, amigos y familiares, Barry compartía sus preferencias sexuales en Internet: niños menores de cinco años. El depredador sexual se jactaba de violar a los bebés porque “no pueden hablar” y en varios mensajes también confesó: “Me gustan todos los tipos, los jóvenes, 0 a 15 años, principalmente niñas, pero he estado con chicos antes”.

En una ocasión, el residente de Manchester se grabó violando a un bebé y lo compartió en un grupo de pedófilos llamado ‘Share Bears (No Limits)’ donde utilizó el apodo “Diablo1987”. Desafortunadamente para él, una de las personas con las que se estaba comunicando en el chat era un policía encubierto.

Hudson-Muscroft, que no tenía antecedentes, fue arrestado por la policía del Reino Unido al día siguiente. Los investigadores encontraron 5000 imágenes sexuales de niños descargadas en su teléfono móvil.

Su esposa, con quien mantenía un relación de 16 años, 10 años viviendo juntos y casados durante dos años y medio, describió su relación como una relación normal y feliz.

En el tribunal, Barry confesó los delitos de “violación, agresión sexual, creación y distribución de imágenes pedófilas e intentos de comunicación sexual con niños”.