Una segunda vida más verde para los campos de Adiestramiento de Barbate

La Fundación Iberdrola España reforesta la zona de la Sierra del Retín como parte de su programa «Bosque Defensa-Iberdrola»

Por la izda., Ricardo Atasio, Almirante Jefe del Arsenal de Cádiz, Luis Cebrián, Director General de Infraestructuras de Defensa, Francisco Gutiérrez, secretario general de Medio Ambiente, Miguel Molina, alcalde de Barbate, y Fernando García, presidente de Fundación Iberdrola España
Por la izda., Ricardo Atasio, Almirante Jefe del Arsenal de Cádiz, Luis Cebrián, Director General de Infraestructuras de Defensa, Francisco Gutiérrez, secretario general de Medio Ambiente, Miguel Molina, alcalde de Barbate, y Fernando García, presidente de Fundación Iberdrola EspañaIberdrola

El Campo de Adiestramiento de la Armada en la Sierra del Retín es propiedad del Ministerio de Defensea desde 1982, con una extensión de 5.335 hectáreas y que se ubica junto a la desembocadura del río Barbate. Y en ese entorno tuvo lugar ayer un encuentro, y con el cuidado de la naturaleza como principal razón y objetivo.

Durante la mañana de ayer, el Campo de Adiestramiento de la Sierra del Retín, ubicado en Barbate (Cádiz), recibió una visita liderada por la Fundación Iberdrola España. Un evento que daría a conocer el resultado de una reforestación llevada a cabo durante 7 meses por la Fundación Iberdrola.

El presidente de la Fundación Iberdrola España, Fernando García Sánchez, junto con el Almirante Jefe del Arsenal de Cádiz, Vicealmirante Ricardo Atanasio Hernández López, el Director General de Infraestructuras del Ministerio de Defensa, Teniente General Luis Cebrián Carbonell, y el alcalde de Barbate, Miguel Molina, fueron quienes visitaron la zona de Cádiz durante este interesante acto.

El núcleo del encuentro fue una reforestación, la segunda que acomete la fundación dentro del plan «Bosque Defensa-Iberdrola», y que ha supuesto la plantación a lo largo de una superficie cercana a 20 hectáreas de más de 16.000 árboles autóctonos.

De estos, el 90% son acebuches y el 10% restante algarrobos, palmitos y lentiscos. De esta manera, a lo largo de su vida estas plantas evitarán la emisión a la atmósfera de más de 1.800 toneladas de CO2. Además, se han instalado 40 depósitos de agua (2 por cada hectárea).

Así, Iberdrola continúa con su firme compromiso con la descarbonización. La compañía comenzó una profunda transformación de su modelo de negocio hace más de 20 años, cuando apostó por un modelo energético sostenible, seguro, competitivo, que permitiera afrontar la lucha contra el cambio climático mundial. Ahora, el grupo Iberdrola continúa como referente mundial en la lucha contra el cambio climático, uno de los principales objetivos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

En línea con la estrategia y compromisos de reducción de emisiones del grupo, la compañía ha continuado sumando capacidad renovable durante la primera mitad de 2020. En concreto, su potencia renovable en todo el mundo supera ya los 32.995 megavatios (MW), un 7,5% más que en el primer semestre de 2019.

Con esto, ahora la Fundación Iberdrola España continúa con su trabajo a pie de campo, a través de inversiones y, ante todo, ofreciendo mano de obra. Ejemplo de ello ha sido la reforestación: para llevar a cabo estos trabajos, la Fundación ha invertido alrededor de 110.000 euros, así como ha contratado a 14 personas, todas ellas de empresas de la zona de Barbate. Pero esto no acaba aquí, sino que se trata de un trabajo a largo plazo pues, adicionalmente, durante los dos próximos años, estas empresas realizarán las labores de mantenimiento y riegos de la plantación.

Conservación natural

En 2018, Iberdrola firmó un protocolo de intenciones con el Ministerio de Defensa, así como junto con la Dirección General de Infraestructuras. A través de este acuerdo, uno de los ámbitos de actuación señalados fue el esfuerzo por la búsqueda de la conservación del entorno natural. Para ello, estas entidades acordaron desarrollar un programa para la reforestación de los campos militares de maniobras del Ejército, que son propiedad del ministerio, como es el caso del de la Sierra del Retín de Barbate. Con esto, Iberdrola, a través de su fundación en España, es por tanto, la encargada de acometer estos trabajos en los terrenos que seleccione la administración, siempre y cuando bajo el compromiso de realizar una nueva labor cada año.

En el caso concreto de España, casi un 90% de la producción de Iberdrola durante el primer semestre de 2019 ha sido libre de emisiones y, a nivel global, un 78%, sin haber producido ni un solo megavatio hora con carbón entre abril y junio. Por su parte, en países como el Reino Unido, Alemania o Portugal, la compañía de Iberdrola ya ha alcanzado generar el 100% de su energía con 0 emisiones.