Santander respalda la campaña “Mascarillas comunicativas” para estudiantes con discapacidad auditiva

Fundación Universia, que cuenta con el apoyo de Banco Santander para sus actividades, y la Federación de Asociaciones de Implantados Cocleares de España lanzan la primera campaña de mascarillas comunicativas en las universidades españolas

Las Mascarillas + Com, diseñadas para solventar problemas de las personas sordas
Las Mascarillas + Com, diseñadas para solventar problemas de las personas sordasLa RazónLa Razón

La pandemia ha puesto de manifiesto una brecha en la comunicación que condiciona una educación universitaria inclusiva y de calidad para la comunidad sorda y con discapacidad auditiva. En este panorama son las propias universidades las que reclaman una solución. Así, la Federación de Asociaciones de Implantados Cocleares de España (Federación AICE) y Fundación Universia, que cuenta con el apoyo de Banco Santander para sus actividades, lanzan la campaña #universidadconsentido. Una acción universitaria a nivel nacional que hará llegar 6.500 mascarillas con ventana a los universitarios con discapacidad auditiva, sus docentes, personal de administración y servicios y otras personas de su entorno académico, para impulsar el arranque del curso 2020-2021 en igualdad de oportunidades.

Con esta inversión en mascarillas comunicativas, Fundación Universia y la Federación AICE persiguen atender a una necesidad urgente que existe dentro y fuera de las aulas, interviniendo en el entorno de la comunidad universitaria con discapacidad. Estos recursos llegarán a las universidades a lo largo de noviembre y se repartirán por medio de los Servicios de Atención a la Discapacidad de las mismas.

Desde el mes de abril de 2020, la Federación AICE comenzó esta campaña que empezó por llamarse «10.000 mascarillas, 10.000 sonrisas», y que a día de hoy se ha multiplicado por dos para llegar a cuantos más sectores de la sociedad posibles. A través de la participación de la Fundación Universia se activa la inclusión y progreso académico en las universidades españolas.

La prueba piloto comenzó a finales del curso pasado durante las pruebas de las EBAU. Desde Federación AICE reaccionaron de inmediato y atendieron a un problema que no se había planteado antes a los hipoacúsicos, a nivel general: «Las mascarillas representan una barrera a la comunicación para todas aquellas personas que conscientemente o no se apoyan en la expresión labiofacial y el lenguaje no verbal. La obligatoriedad de éstas incomunica claramente a nuestro colectivo, ya sea por la distancia social, la bajada de decibelios y la imposibilidad de lectura labial».

Con esta problemática se apostó por crear la «Mascarilla + Com» con una ventana transparente que ocupa el 20% de la superficie, lo que hace que no haya problema de transpiración, ya que el resto 80% es con tela transpirable según certificación. Las Mascarillas+Com son tipo higiénico y reusable y se pretende que sean usadas no por las personas sordas, sino por la gente de su alrededor, derribando barreras comunicativas y creando sonrisas para toda la sociedad.