Cómo diagnosticar a tiempo el cáncer de mama, clave para la supervivencia de la paciente

La Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) advierte de que 1 de cada 8 mujeres españolas padecerá esta enfermedad en algún momento de su vida

Célula de cáncer de mama fotografiada con un microscopio electrónicoNational Cancer InstituteCreative Commons

Aunque la mortalidad del cáncer de mama haya descendido en los últimos años gracias a los programas de cribado, y a la mejora de los tratamientos, esta neoplasia sigue siendo la primera causa de muerte por cáncer en España en las mujeres, según alerta la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), entidad que advierte también de que 1 de cada 8 mujeres españolas padecerá esta enfermedad en algún momento de su vida.

Al año se diagnostican en España más de 26.000 nuevos casos, siendo la edad máxima de incidencia por encima de los 50 años, aunque en torno al 10% se diagnostica en mujeres menores de 40, según asegura la jefa del servicio de Oncología Médica del Hospital Quirónsalud Córdoba, María Jesús Rubio.

Desde la SEOM señalan que sus causas todavía no están aclaradas, si bien reconoce que sí se han identificado numerosos factores de riesgo asociados; la mayor parte de los ellos relacionados con los antecedentes reproductivos que modulan la exposición hormonal durante la vida. “La supervivencia media relativa del cáncer de mama tras 5 años es del 89.2% de forma global. El estadio en el que se ha diagnosticado el cáncer influye en la supervivencia. La supervivencia en el estadio I es de más del 98% y en cambio en los estadios III la supervivencia desciende al 24%”, añade.

Además, la doctora Rubio hace hincapié en que la supervivencia de las mujeres que padecen esta enfermedad ha mejorado mucho en las últimas décadas, para lo que considera “vital” en los tiempos que corren el que no se pospongan las revisiones, ni se tema acudir a las citas médicas por miedo a la pandemia de Covid-19.

Según afirma, los hospitales hoy en día son “lugares seguros” frente al virus, ya que cumplen con todas las medidas de desinfección para garantizar la seguridad de profesionales y pacientes. De hecho, recuerda que el Hospital Quirónsalud Córdoba cuenta con la certificación ‘Protocolo Seguro frente al Covid-19’, emitida por la auditora externa Applus+, que así lo acredita, frente al coronavirus SARS-CoV-2.

Por su parte, la jefa de Ginecología y Obstetricia del hospital, Esther Velasco, pone en valor que el cáncer de mama es la neoplasia ginecológica más frecuente, pero a la vez, subraya que la posibilidad de sobrevivir a esta enfermedad ha aumentado mucho en los últimos años. Por ello, ve “fundamental hablar con el ginecólogo sobre la idoneidad de los análisis de detección para decidir cuál es la estrategia más adecuada en cada caso”.

El papel de las mamografías

“Para la curación es fundamental realizar screening en la población y que, ante cualquier lesión, las mujeres acudan al hospital para realizarse mamografía y todas las exploraciones que permitan diagnosticar la enfermedad, y poder asegurar la mejor estrategia de tratamiento”, resalta la doctora Rubio.

De hecho, subraya que el servicio de Diagnóstico por la Imagen tiene un papel primordial en la detección precoz del cáncer de mama y cualquier avance en este sentido es primordial, apuntando que Quirónsalud Córdoba cuenta con un equipo de mamografía 3D con tomosíntesis, que incrementa la sensibilidad del estudio mamográfico, sobre todo en mamas densas, permitiendo la detección de cánceres más pequeños, en estadios más tempranos, y reduciendo así la agresividad de los tratamientos en las pacientes, tanto desde el punto de vista quirúrgico como oncológico.

La doctora Cristina Márquez, radióloga especialista en mama del citado centro hospitalario, insiste en la importancia de la detección y del diagnóstico del cáncer de mama antes de que dé síntomas, ya que el estadio del tumor en el momento del diagnóstico sigue afectando significativamente a la supervivencia global. En este punto destaca que la mamografía es la “única prueba que ha demostrado su eficacia para reducir la mortalidad de esta enfermedad hasta en un 30%”.

Desde la Asociación Española contra el Cáncer resaltan en este punto que en las fases precoces de la enfermedad, los síntomas del cáncer de mama no suelen aparecer, por lo que cuando se diagnostica en los estadios iniciales es porque la mujer participa en programas de cribado o porque se ha realizado una mamografía de control, como seguimiento de otro problema distinto en la mama.

Por otro lado, la doctora Rubio ensalza que los tratamientos para frenar esta enfermedad han avanzado hacia la medicina personalizada, de forma que el conocimiento de la existencia de diferentes subtipos biológicos de cáncer de mama ha permitido el desarrollo de fármacos dirigidos a esas alteraciones moleculares. “Esto ha permitido mejorar la calidad de vida de las pacientes al realizarse una medicina de precisión mediante la utilización de tratamientos personalizados. Hoy en día se considera que no hay cánceres, hay personas con cáncer, cada una con características diferentes, con terapias personalizadas que hacen que la medicina sea más eficaz”, agrega.

Es más, señala que entre el 5 y el 10% de los tumores de mama son de carácter hereditario, por lo que en los casos en que así se sospeche (mujeres menores de 40 años, tumores triples negativos o con algún familiar que ha padecido cáncer de mama) es aconsejable realizar un estudio genético: “Permite conocer el riesgo de padecer cáncer de mama a lo largo de la vida, permitiendo establecer medidas preventivas diferenciadas, así como poder recibir tratamiento dirigido a dichas mutaciones genéticas. Además, si se confirma que el tumor es hereditario, el estudio se realizaría también a familiares directos”.

Otro hecho de gran relevancia en los últimos años ha sido el incremento de cirugías conservadoras y una menor intervención sobre la axila con el uso del ganglio centinela, evitando complicaciones y mejorando la calidad de vida de las mujeres con cáncer de mama, según menciona Rubio.

De cada 5 intervenciones por cáncer de mama, 4 no necesitan vaciado axilar gracias a la biopsia selectiva de ganglios centinelas axilares, y 3 de cada 4 conservan la mama gracias a las nuevas técnicas quirúrgicas y a la quimioterapia preoperatoria.

“En caso de mastectomía, la coordinación con los cirujanos plásticos permite una reconstrucción del pecho en el mismo acto quirúrgico”, según indica Guillermo Bascuñana, cirujano general de la Unidad Integral de Mama de Quirónsalud Córdoba, que ofrece a las pacientes un abordaje multidisciplinar en la toma de decisiones de la patología mamaria, con especial atención al diagnóstico precoz, así como al tratamiento integral (local y sistémico), asesoramiento genético si se precisa, y seguimiento de la enfermedad.