La enfermería sigue su cruzada contra las farmacias como represalia por querer vacunar y hacer test

Satse pide al Gobierno una norma para “acabar con el monopolio de los empresarios farmacéuticos"

Madrid está estudiando que en las farmacias se puedan hacer test de antígenos de coronavirusÓscar Cañas Europa Press

El Sindicato de Enfermería (Satse) ha decidido dar un paso más en su cruzada contra los farmacéuticos, tras la presión que están ejerciendo las corporaciones profesionales que representan a estos últimos para que las boticas puedan vacunar y realizar test de detección de la Covid-19. En un comunicado, Satse anuncia que ha elaborado una proposición de ley en la que pide al Gobierno la modificación de la Ley General de Sanidad para acabar con el monopolio del que, según asegura, se benefician los empresarios farmacéuticos, “al ser solo ellos los que pueden tener oficinas de farmacia privadas abiertas al público”. Según Satse, la obligación establecida en la norma española de que el farmacéutico sea el propietario de la oficina de farmacia ha sido cuestionada por la Unión Europa, mientras que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia también se ha mostrado ya partidaria de eliminar esa obligatoriedad.

La organización sindical demanda a los partidos políticos presentes en el Congreso de los Diputados que acaben con el claro perjuicio que supone para otros profesionales que quieren poder tener opción a abrir este tipo de establecimientos comerciales. “El Sindicato de Enfermería entiende la necesidad de que haya un titulado en farmacia en las oficinas para dispensar los medicamentos al público con todas las garantías y ofrecer así un servicio de calidad a los ciudadanos, pero no considera que en todos los casos éste tenga que ser, en absoluto y necesariamente, el propietario y titular del establecimiento”.