Bruselas pagará a Pfizer 15,5 euros por cada dosis y solo diez a Curevac

Los Veintisiete desembolsarán 8.400 millones por 400 millones de vacunas

De momento, la Comisión Europa ha llegado a acuerdos de pre-compra con cinco laboratorios y sigue negociando con ModernaBIONTECH SE / HANDOUTEFE

Los Veintisiete están dispuestos a desembolsar 8.400 millones de euros por más de 400 millones de dosis de vacunas de los laboratorios Pfizer- BioNech y Curevac, según una exclusiva de la agencia Reuters que cita a fuentes comunitarias anónimas. Esta información no ha sido confirmada por el Ejecutivo comunitario, que en las última semanas ha defendido con uñas y dientes la confidencialidad de los contratos firmados con las empresas farmacéuticas, lo que incluye el precio de las dosis. De momento, la Comisión Europa ha llegado a acuerdos de pre-compra con cinco laboratorios y sigue negociando con Moderna. Además también prosiguen los contratos exploratorios con Novavax. El propósito es tener un amplio abanico de vacunas que utilicen diferentes tecnologías, ya que en este momento aún se desconoce qué propuesta va a ser más efectiva.

Según la misma información de la agencia, Bruselas ha acordado pagar al laboratorio alemán Curevac 10 euros por cada dosis por una partida inicial de 225 millones de vacunas cuándo el laboratorio pedía inicialmente 12 euros. En el caso Pfizer, la Comisión Europea habría aceptado pagar 15,50 euros por dosis, un precio más barato que el de EEUU debido al apoyo económico facilitado por el bloque para el desarrollo de esta vacuna. Además, se habría negociado una cláusula por la que los Veintisiete recibirían una indemnización si este laboratorio acaba suministrando de manera prioritaria las dosis a EEUU.

A pesar del secretismo que rodean estas negociaciones, el Ejecutivo comunitario calcula que Pfizer y Moderna podrán recibir la autorizaciones de uso de emergencia en la segunda mitad de diciembre, según los cálculos de la Agencia Europea del Medicamento. En esta primera fase, tan sólo se produciría un número muy reducido de vacunas que iría destinada a los grupos prioritarios.

En el caso de Moderna, Bruselas reservó de manera provisional en agosto un máximo de 160 millones de dosis, pero no se ha firmado el acuerdo de precompra. Medios especializados aseguran que la vacuna de Moderna es sensiblemente más cara que el resto y podría superar los 30 euros por dosis. Esto podría estar dificultando las negociaciones con el Ejecutivo comunitario. Bruselas siempre ha defendido la necesidad de reservarse este tipo de información, ante el peligro de que la carrera por la vacuna redunde en el incremento de los precios y su capacidad de negociación con las empresas se vea mermada.

Con estos contratos de pre-compra, Bruselas se ve obligada a adelantar dinero para asegurarse el suministro. Esta cantidad puede perderse si la vacuna acaba no resultando efectiva. La Comisión Europea tampoco quiere dar detalles sobre esto último, pero la información de Reuters asegura que en el caso de Pfizer, este pago inicial sin derecho de devolución asciende a los 700 millones de euros.