Cataluña solo entrega a la Iglesia de Aragón 23 de los 111 bienes más de un siglo después

Lérida cumple “in extremis” y a medias la sentencia judicial que obligaba a la devolución, pero promete un plan de retorno en las próximas semanas

Las piezas salieron de la región a finales del siglo XIX
Las piezas salieron de la región a finales del siglo XIXGobierno de AragónGobierno de Aragón

Barbastro-Monzón ha recibido hoy 23 de los 111 bienes de las parroquias aragonesas que hasta ahora permanecían depositados en el Museo de Lérida. La Generalitat ha entregado esta primera remesa de piezas en la fecha límite dada por la justicia para que retornaran a Aragón. Entre las obras entregadas se encuentran cálices, copones y candelabros, que no son precisamente las de mayor valor de toda la colección.

Así, después de que estas piezas salieran de la región a finales del siglo XIX, después de más de dos décadas de litigios cruzados y de enfrentamiento tanto entre políticos como entre obispos, el Juzgado de Primera Instancia número 1 de Barbastro emitía en diciembre un auto de ejecución provisional en el que fijaba que el retorno de los bienes debía de producirse antes de las doce de la noche de hoy 15 de febrero.

Con estos precedentes y teniendo en cuenta esta devolución ‘in extremis’ y a medias, en Aragón ha sido una jornada de alegría contenida, puesto que todavía no saben cuándo llegaran las 88 obras restantes. Así lo ha expresado el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Felipe Faci, que ve este gesto como el “principio del fin”, pero advierte de que se trata de “un incumplimiento parcial” de la sentencia. En cualquier caso, se muestra medianamente satisfecho, en tanto que “vemos que no se va a tener que ir a buscar estos bienes”.

Conscientes de ello, desde el Consorcio del Museo Comarcal y Diocesano de Lleida ya se ha anunciado que se enviará al correspondiente juzgado un plan de retorno de los bienes.

Para el obispo de Barbastro Monzón, Ángel Pérez Pueyo, también mostró su extrañeza por este envío parcelado. Aun así no dudó en expresar que “todos nos sentimos hoy Diócesis de Barbastro-Monzón, altoaragoneses y orgullosos de lo que es patrimonio de todos”.

Tanto el abogado de la diócesis como del Ejecutivo aragonés han coincidido en señalar que no se está cumpliendo con el auto de ejecución por lo que se podría incurrir en responsabilidad penal en tanto que no se ha dado razón alguna de peso para demorar la entrega de las demás piezas. De hecho, esperan que en breve la jueza responsable del caso adopte medidas al margen de la aparente buena disposición mostrada por el Museo Diocesano de Lleida.