La mitad de los pacientes con covid grave sufre secuelas en el corazón

Van desde inflamación del músculo cardíaco a muerte de parte de su tejido

Trabajadores sanitarios atienden a un paciente con coronavirus en la UCI del Hospital Cosaga de Ourense
Trabajadores sanitarios atienden a un paciente con coronavirus en la UCI del Hospital Cosaga de OurenseBrais LorenzoEFE

Un reciente estudio británico, publicado en «European Health Journal», analizó a 148 pacientes de seis hospitales en Londres que habían sido ingresados con covid grave. Se realizaron análisis de sangre e imágenes por resonancia magnética y los datos obtenidos fueron comparados con los de 40 personas, también con covid y otro grupo idéntico de voluntarios sanos. Los resultados mostraron que alrededor del 50% de los pacientes del primer grupo tenían niveles elevados de una proteína llamada troponina, lo que provocaba daños en el corazón. Las lesiones incluían inflamación del músculo cardíaco (miocarditis), cicatrización o muerte del tejido cardíaco (infarto), restricción del suministro de sangre al corazón (isquemia) o una combinaciones de las tres anteriores.

La troponina es fundamental para la contracción muscular pero si hay alguna lesión en el músculo, aumenta su producción. Esto puede indicar que una arteria se ha bloqueado o que se ha producido una inflamación en el corazón.

Si bien muchos pacientes hospitalizados con covid tienen niveles elevados de troponina durante la fase crítica de la enfermedad debido a que el cuerpo genera una respuesta inmune exagerada a la infección, el hecho de que la gravedad de la enfermedad a menudo estaba vinculada a condiciones preexistentes (obesidad, diabetes, etcétera) hacía necesario que se realizara un seguimiento a los pacientes.

«Los niveles elevados de troponina» –explica Marianna Fontana, experta en cardiología del University College London y líder del estudio– «se asocian con peores resultados en los pacientes con covid . Los pacientes con enfermedad grave por el virus a menudo tienen problemas de salud preexistentes relacionados con el corazón, como diabetes, hipertensión arterial y obesidad. Sin embargo, durante una infección grave por covid el corazón también puede verse afectado directamente. Saber qué ocurre puede permitirnos hacer diagnósticos más precisos y dirigir los tratamientos de manera más efectiva».

Riesgos

Todos estos resultados son fundamentales. De acuerdo con un estudio, publicado en la «Revista Española de Cardiología», «dos de cada tres personas que tienen troponinas altas presentan diagnósticos alternativos, y el problema es saber por qué tienen la troponina elevada». En este caso la función del ventrículo izquierdo del corazón, la cámara responsable de bombear sangre oxigenada a todas las partes del cuerpo, fue normal en el 89% de los 148 pacientes, pero hubo cicatrices o lesiones en el músculo cardíaco en 80 pacientes. En las imágenes realizadas, los expertos detectaron pocas lesiones en curso, algunas que no afectaban la función cardíaca. Pero «en los casos más graves existe la preocupación de que esta lesión pueda aumentar los riesgos de insuficiencia cardíaca en el futuro, pero se necesita más trabajo para investigar esto más a fondo», añade Fontana.

Si bien este análisis constituye el más exhaustivo hasta la fecha, los resultados no son del todo concluyentes. La cantidad de pacientes estudiados no puede ser tomada como determinante para toda la población. También es necesario llevar a cabo estudios más específicos vinculados a distintas condiciones preexistentes, medicación, impacto de la covid y otras variables. Y esto resulta de gran importancia ya que las dolencias cardíacas son las responsables de un tercio de las muertes a nivel global de acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Pero en este caso no se trata tanto de alerta, sino de prevención.

«Estos hallazgos nos brindan dos oportunidades» –concluye Fontana–. «En primer lugar, nos permite encontrar formas de prevenir la lesión ya que algunos patrones que hemos visto muestran que la coagulación de la sangre puede estar desempeñando un papel y para ello tendríamos soluciones. En segundo lugar, detectar las consecuencias de una lesión durante la convalecencia sería otro paso hacia la prevención a largo plazo. Los pacientes convalecientes en este estudio tenían enfermedad grave por covid y nuestros resultados no dicen nada sobre lo que les sucede a las personas que no están hospitalizadas o aquellas que sí lo están pero sin niveles elevados de troponina. Los hallazgos indican formas potenciales de identificar a los pacientes en riesgo y sugieren estrategias potenciales que pueden mejorar los resultados. Se necesita más trabajo, y las imágenes por resonancia magnética del corazón han demostrado cuán útil es en la investigación de pacientes con elevación de troponina», concluye.