La legalización de la plantación del cannabis en Marruecos hace subir el precio de las tierras

Empresarios tratan de hacerse con los terrenos ante lo que suponen un gran negocio

Un coche transporta unos esquejes de canabís al norte de Marruecos. Marruecos, principal productor mundial del cáñamo indio o cannabis (conocida localmente como kif), se dispone a legalizar ciertos usos "médicos e industriales" de la planta, según un proyecto de ley presentado este jueves en el Consejo de Gobierno y que será previsiblemente aprobado la semana próxima. EFE/ Javier Otazu
Un coche transporta unos esquejes de canabís al norte de Marruecos. Marruecos, principal productor mundial del cáñamo indio o cannabis (conocida localmente como kif), se dispone a legalizar ciertos usos "médicos e industriales" de la planta, según un proyecto de ley presentado este jueves en el Consejo de Gobierno y que será previsiblemente aprobado la semana próxima. EFE/ Javier OtazuJavier OtazuEFE

Los precios de las tierras en la población marroquí de Ketama y los municipios circundantes han experimentado un elevado aumento de precio tras la aprobación por el Gobierno del proyecto de ley que legaliza la plantación de cannabis.

Numerosos empresarios se han interesado por la adquisición de terrenos ante el nuevo negocio que resultará de dicha legalización. Según informa el diario Es Assabah, el precio por hectárea Ketama y otras áreas aptas para el cultivo de cannabis se ha duplicado en las últimas semanas, informa Le360.

Se trata de empresarios procedentes de Tánger, Tetuán, Casablanca y Kenitra. Sin embargo, no todos los propietarios están necesariamente dispuestos a ceder sus tierras.

El diario señala que a algunos intermediarios no les “faltan escrúpulos para satisfacer las expectativas de sus clientes, hasta el punto de difundir rumores descabellados para convencer a los más reticentes de vender sus terrenos. Dicen a la población local que sólo tendrán derecho a producir pequeñas cantidades de cannabis y que se desplegarán controles estrictos para incautar y luego destruir el excedente”.

En cualquier caso, los terceros en este asunto son los narcotraficantes que tratan de hacerse con las tierras mediante cesión y, se supone, que ofreciendo también cantidades elevadas.