Este fin de semana llega el “veranillo” a España: ¿dónde y hasta cuándo hará calor?

Una potente dorsal anticiclónica interrumpirá la entrada de aire fresco y favorecerá un ascenso térmico

Varias personas sentadas en la orilla del lago de la Casa de Camp
Varias personas sentadas en la orilla del lago de la Casa de Camp FOTO: Ricardo Rubio Europa Press

La entrada de una masa de aire frío ha bajado estos días las temperaturas por debajo de lo normal en muchas zonas de la Península y Baleares. No obstante, el ambiente fresco durará poco y octubre comenzará con la llegada de una potente dorsal anticiclónica.

A partir del sábado, el ambiente soleado se impondrá en la mayor parte del país. Subirán las temperaturas tanto el sábado como el domingo, iniciándose, con algunos días de retraso, el veranillo de San Miguel, que se prolongará, al menos hasta el miércoles.

Los termómetros superarán entre 5 y 10 grados lo normal, especialmente en la mitad occidental de la península. En la zona centro, de hecho, podrían superarse los 33 o 34 grados en puntos de los valles del Guadalquivir y del Guadiana, 30 grados en el sur de Galicia y mitad sur peninsular y entre 25 y 30 grados en amplias zonas del interior y del área mediterránea.

Las madrugadas, sin embargo, continuarán frescas, especialmente en la mitad norte, en donde se seguirá por debajo de los 10 grados. Por citar algunos ejemplos, en la jornada del domingo, Cuenca y Teruel pasarán de 6 a 26 grados, Ciudad Real de 9 a 29, y Salamanca de 7 a 27.

Previsión para el viernes

No obstante, este viernes continuará el tiempo otoñal. Cantabria, País Vasco, Cataluña, Comunidad Valenciana y, especialmente Baleares, tendrán riesgo por lluvias, tormentas, vientos o fenómenos costeros, según ha avisado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) que destaca que en Baleares el riesgo será importante (naranja).

En concreto, en Baleares las lluvias serán copiosas y podrán acumular hasta 50 litros por metro cuadrado en una hora en Mallorca e incluso hasta 100 litros por metro cuadrado en el norte. En el resto de las islas la AEMET estima que se alcanzarán 25 litros por metro cuadrado en una hora. En general, las lluvias estarán acompañadas por tormentas en todo el archipiélago, por lo que también tendrán aviso naranja en Mallorca y Menorca y amarillo en Ibiza y Formentera.

El aviso amarillo por lluvias también estará activo este viernes en Cantabria, Vizcaya, Guipúzcoa y Navarra, donde podrán sumar unos 40 litros por metro cuadrado en una hora, así como en Barcelona, donde caerán unos 20 litros por metro cuadrado en una hora. En cuanto al riesgo por vientos, este viernes afectará a Tarragona y Castellón, donde podrán alcanzar velocidades de hasta 70 u 80 kilómetros por hora.

En general, la AEMET prevé que las precipitaciones más fuertes se darán en el noreste de Cataluña, Cantábrico, donde también serán persistentes, Baleares al final del viernes, y localmente en zonas del oeste y sur peninsular.

En el resto de la Península los cielos estarán poco nubosos o con intervalos de nubes bajas aunque irá aumentando la nubosidad de noroeste a sureste a nuboso o cubierto con precipitaciones, que serán poco probables y de carácter disperso la mayor parte del tercio este peninsular además de en los litorales andaluces. La AEMET no descarta que estas precipitaciones lleguen a localmente fuertes en zonas del sur de Castilla y León, norte de Extremadura, oeste de Castilla La Mancha o norte y noreste de Andalucía.

Las temperaturas sufrirán un descenso generalizado que llegará a ser notable en las máximas del extremo noreste y en zonas del interior peninsular. Excepto en las mínimas en las zonas del centro, sureste y suroeste peninsular habrá pocos cambios o aumentarán ligeramente. En Pirineos se registrarán heladas débiles.