Crónica del falso culpable

HBO estrena «The Night Of», el proyecto inacabado de James Gandolfini, fallecido en 2013 y conocido por su papel de Tony Soprano.

Stephen King alabó la serie en Twitter. A la derecha, secuencia en la que Naz conversa con su abogado Stone en la celda
Stephen King alabó la serie en Twitter. A la derecha, secuencia en la que Naz conversa con su abogado Stone en la celda

HBO estrena «The Night Of», el proyecto inacabado de James Gandolfini, fallecido en 2013 y conocido por su papel de Tony Soprano.

Jasir «Naz» Khan es un joven y brillante universitario paquistaní que aprovecha sus conocimientos para ayudar a otros compañeros. Su trabajo como tutor de algunos jugadores de baloncesto le permite relacionarse con jóvenes de su edad. Una tarde, tras un entrenamiento, algunos de ellos le invitan a una fiesta nocturna en Manhattan. Una invitación que no puede rechazar si quiere mejorar su discreta vida social.

A pesar de que su amigo Amir rechaza la invitación en el último momento, Naz decide acudir a la fiesta, cogiendo prestado el taxi con el que trabajan su padre y otros dos compañeros. En su viaje desde Queens, el joven, que rezuma sensatez y prudencia, se encuentra con varios posibles clientes, que tiene que rechazar porque su meta es llegar a la fiesta. Sin embargo, cuando se detiene para preguntar por la localización de la calle en la que se celebra, una joven se introduce en el coche. Naz le explica la situación, pero la mujer descarta abandonar el vehículo. Rendido y seducido por la pasajera, el involuntario taxista le pregunta dónde quiere que le lleve. «A la playa», contesta ella lacónicamente. Tras una amistosa negociación ambos terminan charlando frente a uno de los puentes que rodean Manhattan. Posteriormente la pareja se dirige a la casa de la joven, situada en el afamado Upper West Side, un lugar que sorprende a Naz, más acostumbrado a la sencillez de las casas de Queens. Poco antes del amanecer, el estudiante abandonará la vivienda y sin recordar cómo, su vida habrá cambiado inevitablemente.

Este es el punto de arranque de la nueva producción que esta noche estrena en Estados Unidos HBO, «The Night Of». Creada por el veterano guionista ganador de un Oscar y un Globo de Oro, Steven Zaillian, junto al novelista Richard Price, la miniserie estará compuesta por ocho episodios. La producción se inspira libremente en la británica «Criminal Justice», que en 2008 protagonizó Ben Whishaw, y tendrá como protagonistas al veterano John Turturro y al joven londinense de origen paquistaní Riz Ahmed.

Origen y estatus

«The Night Of» sigue el cruel destino de Naz Khan, acusado de asesinar a la chica que subió a su taxi. Un caso en el que tendrán mucha importancia el origen y el estatus del sospechoso y de la víctima, y el papel que esto juega en la investigación. Para defenderse el joven contará con la ayuda de Jack Stone, un abogado que se ofrece a trabajar para él tras verlo en el centro de detención al que acude por otro caso. Stone es un abogado tranquilo y tenaz, que con sólo mirar a Naz intuye que es inocente. «No sé lo que has hecho, y no me importa», le dice tras su primer encuentro.

Los complicados procedimientos legales, el controvertido sistema penal norteamericano y la situación que atraviesan numerosos acusados que esperan juicio en la cárcel por no poder pagar una fianza, son algunos de los argumentos en los que se centrará la serie. Una realidad que el propio equipo de producción ha vivido gracias a la ambientación. Para recrear la conocida prisión de Rikers Island, el rodaje se trasladó al centro de detención de Queens. En una entrevista el propio Ahmed describió la experiencia como algo «loco» y explicó que tuvieron que interrumpir varias veces su trabajo por la presencia de presos, a los que podían ver a través de los pasillos.

La ficción de HBO pasará a la historia, sin querer, por ser la serie que James Gandolfini no pudo terminar. El actor que interpretó a Tony Soprano falleció en 2013, con el episodio piloto grabado en el que daba vida al abogado. Pero la labor de John Turturro, que aparece tras la primera hora de metraje, hace que sólo sea la nostalgia la que nos lleve a imaginar cómo hubiese sido ver al mítico actor en el papel. En los veinte minutos que Turturro forma parte de la trama, el neoyorquino es capaz de trasmitir la importancia vital que tendrá su personaje en la historia, así como su peculiar forma de ser y su voluntario interés por el joven Naz.

La crítica norteamericana que ha podido disfrutar de «The Night Of» ya se ha deshecho en elogios ante una miniserie que algunos califican como la mejor en HBO desde «Ángeles en América», destacando su poderosa y asfixiante atmósfera, sus excelentes personajes y su parecido con «The Wire». Una comparación que no es gratuita, ya que Richard Price fue guionista de la serie creada y dirigida por David Simon. Quién por cierto, hace unas semanas, elogió en su cuenta de Twitter a «The Night Of». Y lo hizo de una manera curiosa, ya que sus palabras únicamente corroboraban las de otro gran creador, Stephen King. El conocido escritor señalaba en su cuenta de la red social que la serie «es un entretenimiento brillante. Gran interpretación, gran historia de Richard Price. Debes subir a bordo». A lo que Simon añadía: «Lo secundo. Es un gran trabajo».

Junto a Turturro y Ahmed, nos encontramos en el reparto a Bill Camp («Manhattan», «The Leftovers») como el minucioso detective Dennis Box. La norteamericana de origen tunecino Poorna Jagannathan interpreta a la madre de Naz, mientras que el estadounidense-iraní Peyman Moaadi se pone en la piel de su padre, Salim Khan. En el extenso reparto de la serie encontramos dos caras conocidas, precisamente por su participación en «The Wire»: Michael K. Williams, Omar en la serie de Simon, será el cabecilla de una banda neoyorquina, mientras que J. D. Williams, que fuera Bodie Broadus, interpreta a un joven problemático llamado Trevor. Una interesante selección que añade valor a una serie destinada a convertirse en una de las producciones del verano. Y, muy probablemente, del año.