Actualidad

Condenan a una madre por dar de comer caca de perro a sus hijos de 3 y 5 años

Cuando los descubrió la policía sufrían desnutrición severa y fueron trasladados a un hospital

Mary Elizabeth Moore, de 34 años, ha sido condenada por un tribunal de Miami a dos años y siete meses de prisión por obligar a sus hijos a comer heces de perro.

Publicidad

Mary Elizabeth Moore, de 34 años, ha sido condenada por un tribunal de Miami a dos años y siete meses de prisión por dar de comer heces de perro a sus hijos. El tribunal, a pesar de encontrarse con uno de los casos de maltrato infantil más graves de los últimos años, admite que hubo negligencia infantil pero indicó que no tiene que cumplir la condena de manera inmediata.

La fiscalía presentó cargos en abrill después de que la policía encontrara en su casa a los niños desnutridos. De inmediato fueron trasladados a un hospital, donde les tuvieron que alimentar con una sonda nasogástrica para tratar de que se recuperaran lo antes posible. La niña de 5 años pesaba apenas 11,7 kilos y el niño poco más de 8 kilos. En los análisis de sangre, encontraron que los niños tenían lombrices intestinales en el estómago. “Si alguien no hubiera informado esto, los registros del hospital y el experto en abuso infantil que los examinó en Tulsa declararon que probablemente estarían muertos”, dijo la subsecretaria del condado de Delaware, Tracy Shaw. La funcionaria dijo en entrevista con Oklahoma News 4 que este caso se trataría del peor en cuanto a negligencia infantil “que jamás se haya visto”.

Según declaró la niña mayor a los trabajadores de los servicios sociales, que asumieron su tutela, su madre les había obligado a comer caca de perro en varias ocasiones.

Publicidad

Moore, que no admitió haber hecho algo malo, se negó a llevar a los niños al hospital pesar de que así se lo indicaran los médicos. Los niños presentan graves problemas de desarrollo como resultado de la desnutrición proteico-calórica, al no recibir las calorías suficientes para su crecimiento.

Durante el juicio también se desveló que el novio de Moore maltrataba al niño de tres años, al que lanzaba botellas de plástico.

Publicidad