Baja ligeramente el número de estudiantes españoles Erasmus en último curso

Los destinos preferidos por nuestros alumnos son Alemania, Francia y Reino Unido. España sigue siendo el país preferido por los estudiantes europeos.

El número de estudiantes españoles que participó en el programa Erasmus en el curso 2012/2013 bajó un uno por ciento con respecto al curso anterior, pese a lo cual España fue un año más como Estado miembro que más estudiantes envió al extranjero (39.249), informó hoy la Comisión Europea (CE). En el curso 2011/2012, habían salido a estudiar a otros países de la Unión 39.545 españoles con una beca Erasmus, programa europeo para la movilidad de estudiantes y docentes.

Junto con España, los únicos países de la UE donde se produjo una caída en el número de Erasmus fueron Lituania (1 %), Letonia (2 %) y Luxemburgo (10 %), mientras que en el resto de la UE la cifra aumentó y en Irlanda se mantuvo estable. En los Veintiocho, el número de estudiantes del programa Eramus superó los 268.000 en 2012-2013, el 6 % más que el curso anterior y un nuevo máximo histórico.

Después de España, el país que más aprovechó el programa en el último curso fue Francia (35.311) y Alemania, con 34.891 estudiantes. En 2012/2013 los tres destinos más populares entre los estudiantes fueron España, Alemania y Francia. España atrajo a un total de 40.202 estudiantes, muy por delante de Alemania, el segundo país en acogida de Erasmus (30.368) y de Francia (29.293).

Los principales destinos elegidos por los jóvenes españoles fueron Alemania (donde estudiaron 4.938 personas), Francia (4.534) y Reino Unido (4.176). Entre los 25 centros de enseñanza superior que recibieron a más Erasmus hubo nueve españoles. De hecho, las cuatro primeras universidades europeas que más estudiantes Erasmus acogieron fueron españolas: en primer lugar la de Granada, con 1.959 jóvenes, seguida de la Universidad de Valencia (1.779), la de Sevilla (1.702) y la Complutense de Madrid (1.659).

España fue el país que concedió becas más bajas a sus estudiantes desplazados -una media de 143 euros mensuales-, mientras que la media europea se situó en 272 euros, lejos de Liechtenstein, país que, pese a no pertenecer a la UE, participa en el programa y donde se entregaron 616 euros mensuales a los Erasmus. La cuantía media de las becas en la Unión aumentó un 9 % en relación con el año anterior.

En el curso 2012/2013 más de 52.600 profesores y personal administrativo recibieron ayudas a través del programa para formarse en el extranjero. Además, cerca de 500 empleados de empresas obtuvieron becas para enseñar en centros de otros países, un 20 % más que en el año anterior. Desde su puesta en marcha en 1987, unos 3 millones de estudiantes se han beneficiado de estas becas.

La comisaria europea de Educación, Cultura, Multilingüismo y Juventud, Androulla Vassiliou, dijo al presentar los resultados en rueda de prensa que "las últimas cifras demuestran que Erasmus es más popular que nunca". Añadió que el nuevo programa Erasmus+ "va a conseguir que aún más jóvenes salgan de sus países en los próximos siete años para estudiar, formarse, trabajar o participar en el voluntariado". La comisaria adelantó, asimismo, que la CE tiene previsto publicar el próximo septiembre el primer informe sobre el impacto del programa Erasmus a la hora de aumentar la capacidad de los jóvenes de encontrar trabajo después de completar esa experiencia.