Wert confía en que haya acabado «el tiempo de destruir»

El Congreso aprueba hoy la reforma educativa

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, ha confiado hoy en que la aprobación de la reforma educativa ponga fin al "tiempo de destruir"y dé comienzo "el tiempo de construir".

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, ha confiado hoy en que la aprobación de la reforma educativa ponga fin al "tiempo de destruir"y dé comienzo "el tiempo de construir". Recordando una cita bíblica, y esperando que no se le malinterpretara, Wert ha dicho: "Hay un tiempo de destruir y otro de construir, espero muy sinceramente que hoy haya terminado en torno a la reforma educativa el tiempo de destruir y todos empecemos el tiempo de construir". En el último debate sobre la reforma educativa, el ministro ha agradecido también las aportaciones de los grupos parlamentarios porque, ha dicho, "todas ellas enriquecen y mejoran el texto".

Por su parte, la diputada del PP María Jesús Moro ha subrayado en su intervención que la reforma educativa está avalada por 11 millones de votantes y ha calificado de "discursos apocalípticos"las críticas de la oposición. La portavoz popular de Universidades en la Comisión de Educación del Congreso ha achacado "inmovilismo"a los grupos de la oposición y les ha acusado de "deformar la realidad"y "arengar a la protesta por la protesta".

Respecto a las críticas a que la Lomce ataca a la enseñanza pública frente a la concertada y privada, ha dicho que los centros concertados fueron mantenidos y alimentados por el PSOE, además de tratarse de colegios que consiguen muchos logros educativos, pero que ahora parece que a los socialistas "no les gusta". "Todos apoyamos la educación pública, que es el pilar de nuestro sistema educativo, pero la mejor manera de apoyarlo es mejorar su calidad", ha enfatizado. Moro ha explicado que la Lomce ha incorporado en su tramitación parlamentaria un total de 109 enmiendas entre el Congreso y el Senado, sumando así las aportaciones de BNG, UPN, Foro Asturias, UPyD, Izquierda Plural, Entesa, PNV, ERC, Coalición Canaria, PSOE y PP.

Por último, Moro ha agradecido, al igual que Wert, el trabajo de todos los grupos parlamentarios y ha tenido un recuerdo para la portavoz de Educación en el Congreso, Sandra Moneo, que no ha podido acudir hoy a la Cámara baja, "por su dedicación, compromiso y entrega"en su defensa de la norma.

El Pleno del Congreso aprobará hoy definitivamente el proyecto de Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) liderado por Wert. La votación de la Lomce coincide en la Cámara baja con la de la petición de reprobación a Wert por su gestión, solicitada ayer por el PSOE con el apoyo de la mayoría de la oposición, pero que se rechazará previsiblemente por la mayoría parlamentaria del PP. La Lomce sale adelante con los votos a favor del PP y cuenta con el rechazo de la casi totalidad de la oposición -en la Cámara alta sólo se abstuvo UPN-, que considera que invade competencias, ataca el modelo de inmersión lingüística de las comunidades con lengua cooficial, minusvalora a la educación pública frente a la concertada-privada y defiende la educación diferenciada por sexos.

Con motivo de la aprobación, la Plataforma Estatal por la Escuela Pública, que engloba a asociaciones y sindicatos de profesores, padres y alumnos, dirigirá mañana una carta al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la que pide la "paralización"de la Lomce. Después de ser firmada por el rey y publicarse en el Boletín Oficial del Estado (BOE), la reforma comenzará a implantarse el próximo curso para Primaria y Formación Profesional Básica.

En la Educación Obligatoria Secundaria (ESO) se implantará en los cursos 2015-16 y 2016-2017 para primero y tercero cursos y para segundo y cuarto, respectivamente, y la primera evaluación final, necesaria para obtener el título de esta etapa, se realizará en el año 2017. En Bachillerato, la reforma comienza para el primer curso en 2015-2016, y para el segundo en 2016-2017, y su primera evaluación final será también en 2017. La selectividad, que se suprime, se mantiene, no obstante, para los alumnos que quieran acceder a la Universidad antes del curso 2017-18. La reforma educativa no universitaria, que modifica parcialmente la Ley Orgánica de Educación (LOE) de 2006, será la séptima de la democracia.