Actualidad

Iker, el niño que acabó con parálisis cerebral tras morder una pila

El menor ha quedado en silla de ruedas tras intoxicarse con los metales.

El menor, que tuvo que ser operado de urgencias, ha quedado en silla de ruedas tras intoxicarse con los metales.

Publicidad

Iker Fuentes, un niño de 5 años, fue diagnosticado de parálisis cerebral espástica cuadripléjica tras intoxicarse con los metales de una pila que mordió. Los hechos ocurrieron en la localidad de Coahuila, México.

Los padres del menor han relatado en Facebook han relatado en una publicación de Facebook que tras morder la pila fue trasladado inmediatamente a un hospital y todo parecía ser solo un susto, pero, con el paso de los días, la vida de Iker daría una vuelta de 180 grados.

Publicidad

Tras varios días, Iker comenzó perder el control de los pies y dejó de caminar, hecho por el que fue intervenido quirúrgicamente.

Publicidad

Ahora el pequeño se encuentra atado a una silla de ruedas, pero afortunadamente con vida. Los padres esperan que su hijo mejore a través de terapias físicas, visuales y de lenguaje y han solicitado ayuda económica para costear los tratamientos.

Según informan los medios locales los padres han facilitado un telefono (87 11 66 42 82) y un número de cuenta para poder hacer donativos (Banamex 5256 7816 1300 4790).

ALTAMENTE TÓXICAS

Las pilas son fuentes de energía altamente tóxicas, ya que contienen mercurio, cadmio, litio y plomo que son sustancias dañinas para la salud y el ambiente.

Publicidad

Una alta exposición al mercurio puede dañar el cerebro y los riñones, causar retraso mental y problemas para caminar y hablar, así como ceguera y convulsiones.