Las ciudades más vigiladas del mundo

Cámara de vigilancia/Gtres
Cámara de vigilancia/Gtres

Las ciudades de China son las más vigiladas del mundo.

Vivimos vigilados. Desde las conversaciones que tenemos, a los lugares a los que vamos. Lo pueden saber todo de nosotros con poco esfuerzo. Las cámaras de vigilancia que nos rodean ayudan en muchas ocasiones a identificar sospechosos de robos o a detener a conductores imprudentes. Pero también pueden provocar en la ciudadanía una sensación de vigilancia absoluta tipo Gran Hermano. El debate es seguridad frente a privacidad.

La red de cámaras de vigilancia del Gobierno Chino es conocida internacionalmente por encontrarse en la vanguardia tecnológica, especialmente por su precisión en reconocimiento facial. Los efectos de su uso en la privacidad de los ciudadanos del país, aspecto a menudo denunciado por las organizaciones de derechos humanos, es objeto de discusión dentro y fuera del territorio. Y es que, la misma tecnología que se usa para aumentar la seguridad en la calles también se podría utilizar para encontrar a disidentes políticos y enemigos del pueblo, si este fuera el fin.

Este gráfico de Statista muestra cómo las ciudades chinas lideran el ranking de las localidades de gran población con más cámaras de seguridad públicas instaladas en sus calles, con siete de las ocho con mayor proporción de estos dispositivos dentro de este territorio.

Londres y Madrid

Londres es la única ciudad europea que se cuela en la clasificación, con 68,4 cámaras cada 1.000 habitantes. Desde las cámaras de la ciudad de Londres se registran matrículas de coches, se manda información a Scotland Yard y se vigilan instalaciones suceptibles de ser objeto de atentandos terroristas como el metro y las estaciones de autobús. Madrid, única urbe española que forma parte del estudio, ocupa el puesto 39 del ranking internacional, formado por 140 ciudades en total, con 4,42 aparatos por cada 1.000 personas, según datos de la página de comparación de servicios tecnológicos Comparitech.