Localizado el agresor del religioso al que intentaron arrancar la cruz

El joven, de origen marroquí, no fue detenido, pero hoy debe ir a comisaría

El presunto agresor de fray Job, religioso natural de Cartagena, ya ha sido localizado por la Policía Nacional. Tal como publicó esta semana LA RAZÓN, y según constaba en su denuncia, este franciscano de 66 años fue increpado por un joven magrebí en una cafetería de la localidad murciana el pasado 20 de julio. Tras discutir con uno de los presentes del local, dirigió su mirada al religioso. «Cabrón, hijo de puta, te voy a matar», le dijo a fray Job. La situación fue a más e intentó quitarle el crucifijo que llevaba colgado al cuello, pero fray Job no se dejó. «¡Eres español. Tú eres de aquí, entonces, si es así, me tienes que tener miedo, que yo soy árabe». La situación se prolongó hasta que un camarero del local salió en su ayuda.

Finalmente, ayer fray Job lo localizó precisamente cerca de aquel bar. Según consta en el atestado judicial, al que ha tenido acceso este periódico, el religioso compareció en dependencias policiales, donde declaró haber visto al joven, de origen marroquí, en compañía de otro individuo. Según consta en el documento, la Policía Nacional se personó en el lugar y procedió a la «identificación de estos individuos». Sin embargo, el abogado de la víctima, Antonio Casado Mena, destacó el hecho de que el presunto agresor no haya sido detenido; en su lugar, «se le ha perdido que se persone en comisaría» en la mañana de hoy lunes.

En opinión del letrado, le ha parecido una decisión «sorprendente, pues podemos estar ante «un delito de odio y contra la libertad religiosa. Hay un problema de fondo: cuando intentó arrancarle a fray Job el crucifijo, no lo hizo porque tuviera ningún valor».

La situación no ha tranquilizado a la víctima. Como consta en el atestado, «teme por su integridad física y solicita una orden de protección».