Los animales, bendecidos por San Antón

Centenares de devotos disfrutaron junto a sus mascotas de su patrón

Diferentes especies animales participaron en la fiesta de su patrón, San Antón, en la tarde del jueves en todo el país.
Diferentes especies animales participaron en la fiesta de su patrón, San Antón, en la tarde del jueves en todo el país.

Con motivo de la celebración el pasado jueves de la festividad de San Antón, patrón de los animales, centenares de devotos, acompañados de sus mascotas, se acercaron a la Real Iglesia de San Antón, situada en la madrileña calle de Hortaleza, para recibir la tradicional bendición.

Perros, gatos, conejos, tortugas y hasta hurones fueron algunas de las especies que asistieron a la fiesta. Uno de los presentes, Tito, que fue en compañía de sus dos hurones, Sacha y Greta, reconoció que era su primera vez, ya que se enteró de la festividad «gracias a internet». Sin embargo, afirmó que «sin duda, repetiré».

Por otra parte, Lorena, que acudió junto a su chiguagua Simba, admitió haber ido «por una promesa. Di mi palabra, y aquí estoy, con la intención de que mi perro y yo recibamos salud».

Aunque sin duda, la historia que más destaca es la de Mori, un perro de la raza cocker al que, según su acompañante Loli, «le diagnosticaron un bulto de gravedad hace tres años por el que le tendrían que operar». No obstante, decidieron llevarle para que recibiera la bendición, y desde entonces goza de plena salud. «Ésta es la prueba de lo milagroso que es San Antón», dijo.

Desfile de aves

Entre los asistentes a las celebraciones, destacó la presencia del concejal del distrito de centro, Pedro Corral, que aseguró que se trataba de «un día muy especial para el mundo de los animales». Asimismo, añadió que «ésta es una de las fiestas que más merece la pena conservar». Corral quiso enviar un mensaje a los madrileños: «Invito a todos los ciudadanos de Madrid a que acudan en ésta y en futuras ocasiones».

El pregón corrió en esta ocasión a cargo del reportero Frank Cuesta, más conocido como «Frank de la Jungla». Después, los asistentes pudieron disfrutar de un desfile por las calles colindantes al templo, en el que participó el equipo de aves tropicales y un panda gigante, como representación de los 5.000 animales de 500 especies diferentes que habitan en el Zoo Aquarium de Madrid.

A la comitiva del zoo se le unió la Sección Canina de la Policía Municipal, una representación de Perros Guía de la ONCE, la Unidad a Caballo de la Guardia Civil y diversas ONG madrileñas de protección animal. Posteriormente, en el Mercado de San Antón se celebró un concierto «pensado para perros y gatos», acompañado de un aperitivo para ellos y de un vino para sus amigos de «dos patas».