Los desfases sexuales del alcoholismo

Una droga muy común en los espacios de ocio nocturno es el alcohol. La relación entre esta droga y los abusos sexuales ha existido desde años atrás,

Una droga muy común en los espacios de ocio nocturno es el alcohol. La relación entre esta droga y los abusos sexuales ha existido desde años atrás, por esta razón la Fundación de Salud y Comunidad puso en marcha una iniciativa para su estudio hace 15 años. El proyecto Noctambul@s es también reconocido como el Observatorio cualitativo que estudia la interacción entre la violencia de género y las drogas. El trabajo financiado por el Plan Nacional sobre Drogas, presentó un primer proyecto en 2014 y los nuevos resultados de la segunda fase de observación de 2014-2015 se han puesto de manifiesto en la última jornada «Reto en la intervención frente a las violencias sexuales contexto de ocio y consumo de drogas», que tuvo lugar Madrid el 23 de febrero.

Seis conclusiones sobre los efectos de las drogas y las agresiones sexuales:

Las drogas despiertan la violencia sexual.

Esta evidencia se debe al incremento de mujeres agredidas sexualmente por el consumo de drogas en el contexto europeo.

Las agresiones sexuales premeditadas son minoritarias.

En España la mayoría de las agresiones sexuales se producen con una persona inconsciente, como víctima debido al consumo voluntario de sustancia que comúnmente es el alcohol.

La alarma de la «sumisión química» relaciona de nuevo el consumo de sustancias y las conductas violentas.

Aunque el consumo previo de sustancias pueda detonar relaciones sexuales con violencia, es relevante señalar que la violencia sexual encuentra sus raíces en el sexismo y en la cultura sexual de hombres y mujeres.

El consumo de drogas no convierte a los hombres en agresores sexuales en potencia ni a las mujeres en víctimas.

Según el informe, sí así fuera, las mujeres que también consumen también agredirían sexualmente. De esta forma, no se puede crear la relación de ficción de consumo de sustancias y agresiones sexuales.

La violencia sexual es uno de los principales riesgos que tienen las mujeres cuando salen de fiesta.

Las mujeres consumen tanto como los hombres cuando salen a divertirse pero el efecto de este consumo no está relacionado con los mismos efectos, por está razón los riesgos son muy diferente entre ellas y ellos.

Los discursos preventivos deben redirigirse urgentemente hacia chicos jóvenes.

La mayoría de las campañas preventivas son dirigidas a chicas jóvenes para que controlen su comportamiento, pero pocas van destinadas a los chicos para que tomen una postura ética y no sexista en contextos de ocio nocturno.