Actualidad

Una mantarraya gigante se acerca a un buceador para pedirle que le salve la vida

El animal, de tres metros, pasó varias veces junto a un grupo de buceadores para llamar su atención y lograr que le ayudaran

Una mantarraya con varios anzuelos clavados en el ojo derecho se acercó a un grupo de submarinistas en busca de ayuda, como si supiera que le iban a salvar la vida. Y así fue.

Publicidad

Jake Wilton es un fotógrafo subacuático que colabora con los buceadores para guiarles en las aguas de la costa de Ningaloo, en la parte occidental de Australia. Wilton está acostumbrado a nadar entre peces de todos los tamaños, pero en esta ocasión sucedía algo extraño. Una mantarraya de tres metros se acercó a ellos en varias ocasiones, como si quisiera llamar su atención. Wilton decidió paroximarse al enormer animal para ver qué ocurría. Hizo varios acercamientos para ver qué intenciones tenía, comprobar cómo reaccionaría a su presencia y vio que el animal estaba tranquilo, como si confiara en él. Wilton llegó lo suficientemente cerca como para poder tocarlo y el animal se giró como si quisiera enseñarle algo. Tenía un anzuelo clavado en su ojo derecho y se lo mostró a Jake, que se acercó para tratar de ayudarlo.

La mantarraya se quedó inmóvil como un paciente en la consulta del médico a la espera de que le curaran. Según relató Wilton, "permaneció completamente inmóvil"mientras le quitaba los anzuelos con suavidad.

"A menudo guío a buceadores en la zona y es como si me reconociera y confiara en que la ayudaría", confesó el fotógrafo, que evitó que los anzuelos generaran una infección, causaran ceguera e, incluso, provocaran la muerte a la mantarraya.

Publicidad

El biólogo marino británico Monty Halls, que se encontraba a bordo del barco en ese momento y que ha compartido el vídeo de lo ocurrido, aseguró que la mantarraya "entendió absolutamente lo que pasaba".

Publicidad