MENÚ
domingo 20 octubre 2019
18:51
Actualizado

Muere Vincent Lambert, el tetrapléjico que ha dividido a Francia

Su caso se había convertido en Francia en símbolo del debate en torno a la muerte digna, una polémica que mantenía enfrentada a su propia familia

  • Vincent Lambert
    Vincent Lambert

Tiempo de lectura 2 min.

11 de julio de 2019. 13:09h

Comentada
Carlos Herranz 11/7/2019

ETIQUETAS

Tras una larguísima batalla judicial que ha llevado a dos frentes de su familia hasta el desgarro más absoluto, Vincent Lambert ya descansa en paz. “Vincent ha muerto a las 8:24 horas de esta mañana". Con estas palabras anunciaba este jueves su sobrino François la muerte de este tetrapléjico en estado vegetativo irreversible desde hacía más de una década. El enfrentamiento familiar entre los partidarios de prolongar sus días o no ha llegado a provocar hasta 36 resoluciones judiciales y ha desencadenado un debate sin precedentes en la sociedad francesa sobre el fin de la vida.

Lambert, enfermero de 42 años, no dejó por escrito sus voluntades para una eventualidad como la que le llevó al hospital de Reims tras un accidente de tráfico. Una falta de testamento vital que condujo a un complejo proceso que sólo con su muerte ha llegado al punto final. De un lado estaban sus padres, católicos tradicionalistas que se oponían ante lo que calificaban como una “eutanasia encubierta” y que trataron de impedir su desconexión de la hidratación que lo mantenía con un hilo de vida por todos los medios hasta casi el último momento. Se apoyaban, entre otros argumentos, en que Lambert respiraba por sí mismo y no recibía tratamiento médico alguno. Y del otro lado, su mujer, Rachel Lambert, y mayor parte de su familia –seis de sus ocho hermanos- que defendían que el tetrapléjico no habría querido seguir viviendo en las condiciones en que lo hizo durante más de una década.

La muerte de Lambert se esperaba desde el pasado 28 de junio cuando un Tribunal francés (el de Casación) corregía la sentencia que había emitido previamente el Tribunal de Apelación que reponía la alimentación del paciente que previamente le había sido retirada por otra decisión judicial. Una especie de laberinto legal que parecía ser eterno a cada recurso interpuesto y que los medios de comunicación franceses han ido retrasmitiendo desde las puertas de las diferentes instancias judiciales. Contra el fallo del Tribunal de Casación no cabía recurso. Y quizás por ello, los padres de Lambert admitieron hace unos pocos días que aceptaban la muerte de su hijo como “algo inevitable”.

Pero incluso la muerte de Lambert puede que no ponga punto y final a la polémica. El abogado de los progenitores declaró el lunes a la cadena de radio FranceInfo que "los responsables de la muerte de Vincent tendrán que rendir cuentas".

En Francia no es legal la eutanasia. Pero la posibilidad de dejar morir a una persona en estado irrecuperable está prevista por la llamada Ley Leonetti (en nombre del diputado que la elaboró en 2005). Esta normativa establece que los cuidados médicos “no deben prolongarse con una obstinación irrazonable” y que, en el momento en que parezcan “inútiles, desproporcionados o sin otro efecto que el mantenimiento artificial de la vida, pueden suspenderse o no emprenderse”.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs