"No dejen libre a ese asesino", el latigazo del fiscal del juicio de Pablo Ibar

Chuck Morton se jubiló en 2016 y decidió volver a la justicia asumiendo la fiscalía del caso contra el hispano-estadounidense

El fiscal Chuck Morton presenta documentos y pruebas durante el juicio del hispano-estadounidense Pablo Ibar hoy en el tribunal estatal de Florida en Fort Lauderdale, Florida (EE.UU.). El cuarto juicio contra el hispano-estadounidense Pablo Ibar por un triple asesinato cometido en 1994, por el que ya fue condenado a la pena capital, entra hoy en la recta final de los argumentos de cierre que darán paso a la deliberación del jurado / EFE
El fiscal Chuck Morton presenta documentos y pruebas durante el juicio del hispano-estadounidense Pablo Ibar hoy en el tribunal estatal de Florida en Fort Lauderdale, Florida (EE.UU.). El cuarto juicio contra el hispano-estadounidense Pablo Ibar por un triple asesinato cometido en 1994, por el que ya fue condenado a la pena capital, entra hoy en la recta final de los argumentos de cierre que darán paso a la deliberación del jurado / EFE

Después de tres juicios, los dos primeros nulos, en el año 2016 la Corte Suprema de Florida anuló la pena de muerte que le fue impuesta en el año 2000 y ordenó un nuevo juicio con jurado, el que hoy, de nuevo, el hispano-estadounidense Pablo Ibar, acusado de un triple asesinato cometido en Florida (EE.UU.) en 1994, ha sido declarado "culpable"de los seis cargos que pesaban en su contra. El jurado alcanzó el veredicto unánime de culpabilidad en un tribunal de Fort Lauderdale (al norte de Miami), y lo entregó por escrito al juez encargado del caso, Dennis Bailey, que tendrá ahora que dictar sentencia contra Ibar, para el que la Fiscalía volvió a pedir la pena de muerte.

La figura de la institución pública en este caso representa la dureza y la severidad contra Pablo Ibar y los cargos que se presentan contra este, que se ve reflejado en la petición de la pena de muerte para el hispano-estadounidense, tal y como ya haría en el año 2000. La agónica lucha Ibar por evitar la pena capital se topa con la postura de la Fiscalía del caso, que ha sido implacable en sus decisiones, plasmada en la figura de Chuck Morton, fiscal encargado de llevar este caso.

Tras jubilarse en 2016, Morton decidió volver a enfundarse el traje de fiscal tras la repetición del juicio de este caso, para dirigir la posición del Estado en las acusaciones contra Pablo Ibar. No en vano, este fiscal lideró los cargos presentados por la institución publica en el juicio que tuvo lugar en el año 2000, en el que ya se condenó a Ibar a la pena capital. Parece que Morton no quedó satisfecho con la anulación de la pena de muerte y tomo la decisión de ejercer como fiscal, por segunda vez, de este caso.

"No dejen libre a ese asesino". Con estas palabras, acababa Chuck Morton, de una forma polémica, su participación en una de las sesiones de este cuarto juicio contra Ibar, lo que provocó de inmediato las protestas de la defensa y la solicitud de anulación de juicio, un extremo que fue rechazado por el juez que preside el caso. Unas declaraciones que destacan como es su posición en este proceso judicial, cuyas intervenciones se han caracterizado por cargar duramente contra el acusado, señalando en diversas ocasiones al hispano-estadounidense para indicar que las pruebas "corroboran que es él, Pablo Ibar, uno de los dos asesinos que entraron en la vivienda".