MENÚ
lunes 17 junio 2019
18:56
Actualizado

Pablo Ibar esquiva la pena de muerte

La Defensa presentará un recurso al Tribunal de Apelaciones del cuarto Distrito de Florida

  • El hispanoestadounidense de origen vasco Pablo Ibar recibe un abrazo de una persona sin identificar junto a su abogado defensor, Joe Nascimento, durante una audiencia de hoy miércoles en el tribunal del condado Broward, en Fort Lauderdale, Florida (EEUU)
    El hispanoestadounidense de origen vasco Pablo Ibar recibe un abrazo de una persona sin identificar junto a su abogado defensor, Joe Nascimento, durante una audiencia de hoy miércoles en el tribunal del condado Broward, en Fort Lauderdale, Florida (EEUU) /

    EFE/ Amy Beth Bennett

Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

23 de mayo de 2019. 10:02h

Comentada
Belén Tobalina Madrid. 22/5/2019

Pablo Ibar logra esquivar la pena de muerte. La familia confiaba en que el tribunal del condado Broward, en Fort Lauderdale (Florida) no le sentenciase a la pena capital por el triple asesinato cometido en 1994 en Miramar (Florida) y así ha sido. Los doce integrantes del jurado (siete mujeres y cinco hombres, de ellos cinco afroamericanos, cuatro hispanos y tres anglosajones) acaban de llegar a esa deliberación. Tenían solo dos opciones: perpetua o condena a muerte, después de que el pasado 19 de enero fuera considerable culpable.

Unas horas antes de conocerse la sentencia, Cándido Ibar, el padre de Pablo explicaba a este periódico que “la Fiscalía había vuelto a poner el vídeo (de seguridad que se grabó el día de los hechos en la vivienda donde se produjeron los crímenes) y el resto de cosas. Pablo está serio como siempre y nosotros esperando lo que pueda pasar. Gracias por los ánimos”.

En las últimas horas todo apuntaba a lo contrario. De hecho, Pablo perdió los nervios en la sesión previa a la sentencia y acusó al juez de ir en su contra y favorecer a la Fiscalía que llevó el testimonio de un preso del corredor de la muerte que afirmó que había sido amenazado por él, cuando el sistema penitenciario vigente en Florida exige que las quejas se redacten pero solo se abra un expediente de investigación si los funcionarios consideran que la queja o denuncia está mínimamente fundamentada. Y no fue el caso.

Una buena noticia con sabor amargo, porque tras pasar media vida en prisión, todavía le queda un largo recurso por delante. “Cuando el Tribunal Supremo de Florida anuló la condena a muerte y mandó repetir el juicio en 2016 es como si volviésemos al primer juicio. Por lo tanto, la cadena apelatoria está como al principio del todo”, explicó Andrés Krakenberger, portavoz de la familia y de la Asociación contra la Pena de Muerte.

Al haberse sentenciado a cadena perpetua, el recurso se presentará al Tribunal de Apelaciones del cuarto Distrito de Florida, precisó Krakenberger confiando en que “tenemos armamento apelatorio más que de sobra para conseguir otra anulación y repetición del juicio. El problema es que “estamos hablando probablemente de otros seis años más de apelación y otros dos de organizar la repetición del juicio”.

Pablo lleva 25 largos años en prisión, 16 de ellos en el corredor de la muerte del que salió en junio de 2016, después de que el Supremo de Florida anulase el 4 de febrero de ese año la sentencia a muerte y ordenase la celebración de un nuevo juicio.

Ibar lleva preso desde 1994, después de que fuera acusado del asesinato de las modelos Sharon Anderson y Marie Rogers y de Casimir Sucharski, el dueño de un club nocturno. En su contra no sólo estaba la imagen del vídeo de seguridad de la vivienda en la que se cometieron los brutales crímenes, sino el ADN de Ibar en la camiseta con la que uno de los dos asesinos se limpió el sudor. Pese a que entonces la Defensa trató de restar importancia a esta prueba genética, alegando entre otros motivos la deficiente custodia de las pruebas, ya que la prenda llegó en un sobre abierto, también es cierto que se halló una coincidencia -minúscula eso sí- con el ADN de Ibar.

Últimas noticias