¿Un futuro saludable?

El descenso en el número de fumadores en España se debe, en primer lugar, a la crisis; y, en segundo, a la promoción y prevención.
El descenso en el número de fumadores en España se debe, en primer lugar, a la crisis; y, en segundo, a la promoción y prevención.

l ¿A qué se debe el descenso en el número de fumadores en España?

–Hay dos motivos principales. El primero, el económico. El segundo, que las actividades de promoción y prevención, tarde o temprano, deben hacer efecto; la población se ha dado cuenta de que fumar mata. Afortunadamente, las jóvenes generaciones están más concienciadas que las de mayor edad, lo que provocará que en unos años la cifra de fumadores descienda cada vez más.

l ¿Por qué se han incrementado los factores de riesgo cardiovascular?

–Las dos posibles explicaciones son el desconocimiento de enfermedades graves, como la diabetes, y la vida sedentaria. Una de las mayores causas que provocan enfermedades como la obesidad es la vida sedentaria; desgraciadamente, la gente aún no es consciente de que debe realizar una dieta adecuada. Puede que también la crisis económica haya influido en los hábitos alimenticios, ya que es más barato recurrir a lo que conocemos como «comida basura».

l ¿Es preocupante la cifra de españoles que padecen sobrepeso?

–Sin lugar a dudas. España es un país de extremos, así se refleja en esta cuestión. De igual manera que se han incrementado los casos de obesidad, también lo han hecho los de anorexia. Es llamativo cómo un país con opciones tan saludables cuenta con dos vertientes como ésas. Una vez más nos enfrentamos al problema del sedentarismo, que, unido a una mala conducta alimenticia, provoca importantes trastornos en el peso de una persona.