MENÚ
martes 18 junio 2019
00:58
Actualizado

Superbacterias: nos atacan más y son más resistentes

Más de 220.000 personas sufrirán este año una infección por bacterias multirresistentes en España.

  • Superbacterias: nos atacan más y son más resistentes
Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

24 de mayo de 2019. 00:35h

Comentada
Belén Tobalina Madrid. 24/5/2019

ETIQUETAS

La amenaza de las bacterias multirresistentes es máxima. Este año se estima que 221.958 pacientes sufrirán una infección por ellas en España, más que el año pasado. De ellos, 26.271 morirán en los 30 días siguientes al diagnóstico por diversos motivos, según avanzó ayer José Miguel Cisneros, presidente de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (Seimc).

Ahora bien, el número de fallecimientos atribuibles de forma directa a estas infecciones es menor según el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC), que estima que unas 33.000 personas aproximadamente mueren cada año en toda la Unión Europea; una cifra que es superior incluso a los fallecidos en accidentes de tráfico: 25.260 en 2017 en Europa.

En cualquier caso, los datos del estudio, desarrollado durante el mes de marzo en 133 hospitales en España, confirman la magnitud y la gravedad del problema. De hecho, mientras que hace años la creación de antibióticos parecía que iba a poner fin a las infecciones bacterianas, hoy en día «la resistencia ha ido más deprisa que la creación de nuevos antibióticos», asegura Cisneros, que recuerda que España es el primer país del mundo en consumo de estos fármacos «sin ninguna razón epidemiológica» y uno de los primeros de Europa en infecciones por bacterias multirresistentes. Algo a lo que no ayuda que la financiación sea insuficiente del Plan Nacional de Lucha contra las Resistencias ni la ausencia de especialistas en enfermedades infecciosas.

Entre las incluidas en el citado registro provocadas por las bacterias multirresistentes se encuentran las urinarias, la neumonía, las de piel y partes blandas, o también del sistema nervioso central, como la meningitis, por ejemplo. «Estas bacterias causan las infecciones habituales, solo que al ser resistentes a los antibióticos son menos eficaces, y las posibilidades de curarse, menores», recordó el presidente de la Seimc.

La prevención resulta clave. Por eso es importante que los médicos controlen el abuso que se hace de antibióticos y que los pacientes no sobrepasen ni las dosis ni la duración del tratamiento farmacológico prescrito, no den medicamentos a familiares ni a amigos y acostumbren a lavarse las manos para mantener una mayor higiene, explica por teléfono José Miguel Cisneros horas después de la inauguración del Congreso Nacional de la Seimc que tendrá lugar hasta mañana en Madrid.

Últimas noticias