Vigilancia extrema en las fiestas de A Pobra para saber el paradero de Diana

Los agentes comprobarán este fin de semana algunas de las evidencias logradas tras examinar los postes telefónicos.

López-Pinel, a la salida de los juzgados
López-Pinel, a la salida de los juzgados

Los agentes comprobarán este fin de semana algunas de las evidencias logradas tras examinar los postes telefónicos.

A Pobra do Caramiñal celebra la fiesta más importante de la villa, que incluye la procesión votiva de As Mortallas en honor al Divino Nazareno, declarada de Interés Turístico de Galicia. Por este motivo, y con el fin de estar presentes en el mismo escenario y con un ambiente similar que cuando se produjo la desaparición de Diana Quer, el pasado 22 de agosto, la Guardia Civil va a montar un dispositivo especial «para realizar determinadas comprobaciones».

Según han informado a LA RAZÓN fuentes de la investigación, los festejos incluyen una serie de actuaciones musicales, como a las que asistió Diana, que se prolongarán hasta la madrugada. El lunes está declarado fiesta local e incluirá, a partir de la medianoche, fuegos artificiales, a los que seguirán nuevas actuaciones musicales.

Además, hay que tener en cuenta que la procesión de As Mortallas o de Jesús Nazareno, que tiene lugar el domingo, es una tradición que se remonta a la Edad Media y que consigue reunir cada año a miles de visitantes. Desde el siglo XV se realiza el desfile de penitentes, con féretros, que recorre las calles del pueblo desde la iglesia de O Castelo. Es decir, que el número de personas que se van a reunir en el pueblo va a ser, según las previsiones, bastante importante, incluidos grupos de jóvenes que prolongarán las fiestas hasta bien entrada la madrugada.

Los agentes encargados de las pesquisas quieren comprobar in situ sobre todo a efectos «técnicos», algunas de las evidencias a las que han llegado tras examinar las lecturas de los postes telefónicos, las cámaras y los vehículos que pasan por una determinada zona.

Los avances en la investigación, que han permitido obtener «pistas fiables» y ser «moderadamente optimistas», proceden precisamente de esos trabajos «técnicos» que realizan conjuntamente los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) y de la Unidad de Policía Judicial de la Comandancia de La Coruña.

Los resultados no son definitivos y aún faltan algunas comprobaciones que el dispositivo que se va a montar este fin de semana ayudará a verificar, según las mismas fuentes.

A este respecto, recordaron que muchos postes telefónicos contienen a su vez varias antenas que pueden cubrir los 360 grados o un segmento menor, lo que ha hecho el trabajo de los expertos especialmente complicado.

Tal y como adelantó este periódico en su edición de ayer, las pesquisas han permitido delimitar que lo que pudo ocurrir con Diana Quer fue en la zona entre A Pobra de Caramiñal y Rianxo. En los alrededores de esta última localidad es donde, a las 4:15 de la madrugada del 22 de agosto, el móvil de la chica deja de conectarse con los postes telefónicos.

Hay que recordar que, en el recorrido que dista de A Pobra a Rianxo se localizó una cámara que grabó toda la noche. En total se obtuvieron 1.500 matrículas que se están investigando una por una, en una labor que se combinará con el cruce de llamadas captadas por los postes de las distintas compañías telefónicas que hay en dicho recorrido. El móvil de Diana, desde que salió de su casa hasta que dejó de emitir en Rianxo, sí se conectó con esos postes. Ahora, en una labor laboriosa, hay que encontrar uno o más teléfonos que también se conectaran en ese mismo recorrido y a la misma hora.

Así, poco a poco, los investigadores van «seleccionando» teléfonos y coches con una coincidencia horaria con las conexiones que realizó el teléfono de la desaparecida. Aunque queda por concluir el trabajo, las mencionadas fuentes subrayaron que se está en el «buen camino».

Las comprobaciones que se realizarán este fin de semana van a permitir, además, el funcionamiento de los postes telefónicos, que no es tan uniforme como se pueda pensar. Un móvil, cuyo titular va a bordo de un vehículo, no se conecta necesariamente y de forma sucesiva con los que hay en el trayecto. Puede ocurrir, y de hecho ocurre, que un poste esté saturado de llamadas y el móvil en cuestión salte hasta el siguiente o a otro cuya señal pueda alcanzar, por lo que los trabajos para determinar movimientos y coincidencias suelen resultar bastante complicados.

El hecho de que la población donde –según todos los indicios– se iniciaron los hechos que dieron lugar a la desaparición de Diana esté de nuevo en fiestas, permite realizar esos trabajos «técnicos». La situación será más o menos la misma; puede que la afluencia de público sea aún mayor. Pero por lo que respecta a los conciertos nocturnos, en los que se concentran los jóvenes, la asistencia será similar.