¿Qué pasa si hago una captura de pantalla en Instagram Stories?

¿Se le notificará a la persona que hemos hecho un ‘screenshot’ de una de sus historias?

Durante mucho tiempo ha existido la teoría de que si alguien hace un pantallazo a una historia del Instagram de otra persona, el dueño de la fotografía o del vídeo lo sabrá. Supuestamente, la aplicación le mandaría un mensaje indicándole que tal persona ha guardado su contenido en su teléfono. Pero, ¿es esto cierto?

Hay que tener en cuenta que la idea de instaurar estas publicaciones de duración limitada (tan sólo 24 horas) la tuvo Snapchat, que fue la primera en adoptar medidas para garantizar la privacidad de sus usuarios. Así, con el fin de evitar que cualquiera pudiera almacenar una imagen que estaba prevista que desapareciera en menos de un día, instauró esta medida: notificar a su dueño de que alguien había realizado un screenshot de su publicación. Claro está, con nombres y apellidos para que tomara las acciones que considerase oportunas.

Al principio, esta novedad fue recibida con clamor entre sus seguidores, que poco a poco se fueron adaptando a ella. ¿Qué ocurrió? Que Instagram también la adoptó en febrero de 2018, generando una polémica aún mayor. Por un lado, estaban los que agradecieron tal norma porque así se sentían más seguros y, por otro lado, estaban los que mostraron su malestar por las implicaciones que tendría. El debate estaba servido. De esta forma, cada vez que se hiciera una captura de pantalla, ésta se le notificaría al dueño del contenido robado. Pero, ¿a día de hoy se mantiene vigente?

La respuesta es no. Pues, al generarse tal revuelo, la app tomó la decisión de desactivar esta función tan sólo cuatro meses después. De hecho, pasado ese tiempo explicó que ésta tan sólo había estado implementada en algunos usuarios y, en cualquier caso, a modo de pruebas para tantear su éxito. Así se lo explicó a la web BuzzFeed News ese mismo año, poniendo fin a la polémica y calmando los nervios de algunos instagramers.