¿Es seguro comprar un móvil de segunda mano ahora mismo?

Ahora que Apple ha presentado su iPhone 12, muchos usuarios querrán deshacerse de sus modelos antiguos para comprarse el nuevo

Ahora que Apple ha presentado su iPhone 12, muchos usuarios querrán deshacerse de sus modelos antiguos para comprarse el nuevo. La mayoría de ellos acabarán en páginas de segunda mano por un precio algo inferior por el que le adquirieron. Sin duda, se trata de forma de acceder a modelos para los que no todo el mundo tiene el dinero suficiente. Es cierto que están usados, pero también que el desembolso está equilibrado. A priori, quien los compra, estaría ahorrando una determinada cantidad, pero lo que hay que preguntarse es si esta acción entra algún tipo de riesgo. Y la respuesta es sí.

Tal y como alerta Panda Security, lo primero es desinfectar el dispositivo. “Es probable que, desde que el vendedor lo empaquetó, haya estado un tiempo en poder del servicio de mensajería, antes de la entrega. Así que es posible que los gérmenes que estaban en el teléfono hayan desaparecido”, apuntan. Se estima que el coronavirus puede sobrevivir entre seis y 28 días en ciertas superficies, como el acero inoxidable y el plástico. Así que un protocolo de limpieza especialmente cuidadoso es muy recomendable, como el uso de guantes y de gel hidroalcohólico para limpiar la caja y los componentes.

No hay que perder de vista que el comercio electrónico cada vez cuenta con más mecanismos de seguridad y control, por lo que las garantías para el consumidor aumentan considerablemente. “Como muchos actores, desde las empresas menos conocidas hasta los gigantes de la telefonía, se están sumando al mercado de segunda mano, eso implica una mayor capacidad de elección para comprar en sitios que se ajusten a tu nivel de comodidad. En cualquier caso, que los teléfonos de segunda mano tengan algunos arañazos o rasguños menores entra dentro de lo razonable, pero los daños estructurales y la reducción de la funcionalidad deberían ser una línea roja”, explican.

También debes asegurarte de que el dispositivo que estás considerando pueda seguir recibiendo actualizaciones y parches del fabricante. Para ello, puedes comprobar su procedencia utilizando el IMEI para verificar las referencias del número único que cada teléfono inteligente tiene que tener. “Una vez que consigas el dispositivo, puedes descargar y ejecutar el escáner de seguridad con una herramienta antivirus profesional. Además, puedes seguir los consejos de seguridad móvil estándar: acude a las tiendas de aplicaciones oficiales, ejecuta el software de seguridad actualizado si es posible y opta por las actualizaciones automáticas de software a través de Wi-Fi”.

Hay que tener en cuenta, además, que dos de cada cinco móviles adquiridos de segunda mano en España mantienen información perteneciente al dueño anterior, debido a que la mayoría de los usuarios no desactiva sus cuentas en los servicios de la nube o entrega sus dispositivos sin haber eliminado los datos que contienen mediante un formateo. Por ello, los usuarios debe revisar sus smartphones antes de entregarlos, eliminar cualquier información delicada y seleccionar empresas en las que se garantice el borrado total de los datos a la hora de venderlos.