Así es el Miura 1, el primer cohete privado 100% español capaz de poner satélites en el espacio

Los directivos de PLD Space resaltan la “relevancia estratégica que tiene para España convertirse en el decimocuarto país del mundo con acceso al espacio”

Los madrileños y todos aquellos que visiten la ciudad pueden ver, desde hoy, el Miura 1, el primer cohete espacial privado español que ha presentado PLD Space, la compañía española que lidera en Europa el negocio de los lanzamientos espaciales para satélites pequeños. El escenario elegido para ser expuesto por vez primera totalmente ensamblado es el Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid.

Este vehículo suborbital es la culminación del sueño que iniciaron hace ya una década dos jóvenes apasionados por el espacio, Raúl Torres y Raúl Verdú, líderes del proyecto y cofundadores de esta compañía que está haciendo historia en la industria espacial y que, según Morgan Stanley, se puede convertir en la próxima industria del trillón de dólares.

PLD Space ha tenido claro desde el principio que quería convertirse en un player de referencia en el sector espacial, a través de sus cohetes reutilizables para el lanzamiento dedicado de satélites pequeños. Una visión que ha mantenido en las distintas etapas del proyecto y que se está cumpliendo en sus distintos hitos, tal y como ha explicado hoy ante numerosas autoridades Raúl Torres, CEO y cofundador, durante la inauguración oficial del Miura 1: “Siempre hemos tenido claro que queríamos aprovechar la oportunidad de negocio en el sector espacial y contribuir a democratizarlo, dando cabida a nuevos actores en esta industria cada vez más pujante y que tendrá un papel clave en los próximos años [...] Hasta la fecha, España solo era capaz de fabricar barcos y partes de aviones, ahora somo capaces de fabricar cohetes espaciales”.

Raúl Verdú, COO y cofundador de PLD Space, ha destacado el apoyo mostrado por numerosos inversores en instituciones, públicos y privados, que han sumado esfuerzos para hacer realidad un proyecto espacial made in Spain. “Ha sido clave el soporte de instituciones como CDTI, ENISA o el IVF, que han ido cofinanciando los desarrollos de estos últimos 10 años con nuestros inversores privados”, ha destacado.

Por su parte, Ezequiel Sánchez, presidente ejecutivo de PLD Space, ha resaltado la “relevancia estratégica que tiene para España convertirse en el decimocuarto país con acceso al espacio, ya que ese selecto grupo de naciones desempeñará un papel geoestratégico crucial para Europa”.

A la puesta de largo del cohete han acudido numerosas personalidades tanto del sector de la ciencia como representantes locales y regionales, que han brindado también su apoyo al proyecto.

Más de 100 nuevos puestos de trabajo en 2022

Las previsiones de crecimiento de la compañía son exponenciales, tal y como ha destacado Ezequiel Sánchez, presidente ejecutivo de PLD Space. “Esperamos incorporar a más de un centenar de profesionales durante el próximo año, lo que supone más que duplicar el equipo ahora actual. Vamos a seguir necesitando mucho talento para seguir avanzando en las sucesivas fases del proyecto”.

En esta misma línea, el CEO de la compañía, Raúl Torres, ha querido destacar otra faceta del crecimiento a corto plazo del equipo de PLD Space, donde tanto los ingenieros como otros perfiles técnicos y provenientes de Formación Profesional tienen un papel clave: “Necesitamos a muchos ingenieros, pero también a personas con especializaciones de Formación Profesional. El papel de estos últimos es muy importante en apartados como la mecanización y la electrónica, y hasta un 40% de nuestra plantilla está formada por este tipo de profesionales”, ha destacado

Objetivo final 2024: Miura 5

Tras ser expuesto en Madrid, el cohete suborbital recuperable MIURA 1 retornará a la base de PLD Space en el Aeropuerto de Teruel para realizar los ensayos combinados de calificación, con el objetivo de trasladarse, posteriormente, a la instalación técnica de la compañía en Huelva. Una vez allí validará la infraestructura de tierra con el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), de cara a su lanzamiento en la segunda mitad de 2022, en la que será la primera misión de despegue de un cohete europeo de la historia, diseñado para alcanzar una altitud máxima de 150 kilómetros y con capacidad para transportar una carga útil de hasta 100 kg.

La compañía ilicitana ha logrado ya más 36 millones de euros de inversión principalmente privada para hacer realidad el que está considerado como el proyecto más prometedor de la carrera espacial europea. Una iniciativa a la que se han sumado el interés de distintos fondos privados y al que también se ha sumado el respaldo de instituciones europeas como la Agencia Espacial Europea o la Comisión Europea.

PLD Space también trabaja en su primer cohete orbital recuperable Miura 5, que confía tener listo para realizar la primera misión en 2024, y que supondrá el inicio de los lanzamientos comerciales de satélites de la firma.

“Los beneficios serán múltiples, dado que nos permitirá dar servicio a toda aquella empresa o institución que quiera poner en órbita a sus pequeños satélites, de manera más viable y segura, con un presupuesto más contenido”, concluye Verdú.

Ensayo de recuperación en Huelva

Fue en 2019 cuando se llevó a cabo desde el Centro de Experimentación de El Arenosillo (CEDEA) el ensayo de recuperación de la primera etapa del Miura 5, enmarcado dentro de un proyecto de desarrollo de futuros lanzadores (FLPP) de la Agencia Espacial Europea (ESA)

Para llevar a cabo este ensayo, el Batallón de Helicópteros de Transporte V (Bheltra V), de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra se encargó de realizar la suelta del demostrador desde una altura de 5 km, usando para ello un helicóptero Chinook CH-47. Tras un primer intento frustrado, el lanzamiento se realizó con éxito: el demostrador, de 15 m de longitud y 1.4 m de diámetro cayó sobre una zona controlada del Atlántico, ubicada a 6 km de la costa onubense, espacio segregado controlado por el INTA.

En una secuencia cuidadosamente cronometrada y controlada por los sistemas electrónicos de abordo, se eyectaron una serie de tres paracaídas para decelerar el demostrador hasta su amerizaje en el Océano Atlántico a una velocidad de unos 10 metros por segundo.

El sistema de paracaídas ha sido diseñado y desarrollado por Airborne Systems North America, una de las empresas con más experiencia en el mundo y que desarrolló los paracaídas de la cápsula Apolo de la NASA, entre otras. Una vez que el demostrador ha impactado en el agua, un equipo de buzos se encargó de su arrastre hasta un barco remolcador.

El demostrador fue retornado al puerto de Mazagón tras su recuperación exitosa en el Océano y transportado de nuevo hasta la sede principal de PLD Space, en Elche para su análisis.

Tanto el cohete suborbital Miura 1 como el orbital Miura 5 situarán a España entre el reducido número de países con capacidad para enviar al espacio con éxito satélites de pequeño tamaño.

La firma, con sede en Elche (Alicante) y con instalaciones técnicas en Teruel, Huelva y Guayana Francesa, ha logrado ya más de 36 millones de inversión para impulsar su proyecto del sector espacial.

La exposición del cohete suborbital no tripulado MIURA 1 estará abierta al público de manera gratuita, desde el viernes 12 y hasta el domingo 14, en la explanada del Museo de las Ciencias Naturales de Madrid (C/José Gutiérrez Abascal 2 – Madrid).