Actualidad

Nintendo Switch, La consola que querrán tus hijos

Quiere revolucionar el mercado del videojuego y a la mismísima Nintendo. ¿Lo consigue?

Una reciente publicidad asegura, sintetizadores y «scratching» mediante (el equivalente moderno de los bombos y platillos) que «no hay nada como ser creativo para reinventar un clásico». Pues sí, hay mucho más. Reinventar un clásico requiere, con suerte, una dosis de creatividad, pero habitualmente más de caradura. Un clásico tarda décadas, como mínimo, para convertirse en un icono que pueda llevar ese apelativo y dar una vuelta de tuerca no basta para reimaginarlo. Allí están las versiones modernas de «Psicosis» o el coche escarabajo para demostrarlo.

Publicidad

Este año se cumplen 40 años de la primera consola lanzada por Nintendo, la Color TV Game y la empresa japonesa ha decidido que era hora de reinventar la consola y presenta Nintendo Switch, un híbrido que permite su uso en el hogar y es también portátil. La presentación fue a las cinco de la mañana de ayer y rápidamente se convirtió en Trending Topic a nivel global. En palabras del presidente de Nintendo, Tatsumi Kimishima, «Nintendo Switch es un nuevo concepto de consola doméstica con estilos de juego diversos. Vamos a presentarle al mundo nuevas formas de ocio sólo posibles gracias a las características únicas de Nintendo Switch y de los Joy-Con». La consola es una quimera en varios sentidos. No sólo es de sobremesa y portátil, también reúne lo mejor de todo el acerbo de Nintendo y, aunque no la hayamos probado aún, parece una bestia fantástica.

Respecto a sus características, quienes abran la caja de la Nintendo Switch a partir del 3 de marzo y por unos 300 euros, se encontrarán con dos mandos (izquierdo y derecho) inspirados en los de la Wii, los Joy-Con, un soporte para los mismos que permite acoplarlos para que funcionen como un único mando, un conjunto de correas, una base de Nintendo Switch donde colocar la consola para conectarla al televisor, un cable HDMI y un adaptador de corriente. Conectada al televisor, tiene toda la apariencia de una consola convencional, ya que el soporte de los Joy-Con se quita para actuar como mando único. Pero al instante, sólo sacando la pieza central, se transforma en una consola portátil con una pantalla de 6,2 pulgadas desde la que seguir el juego donde lo hemos dejado. En esta versión existen dos posibilidades: jugar con los mandos unidos a la pantalla o quitarlos, apoyar ésta sobre cualquier superficie y aprovecharse de sus cualidades.

La pantalla dispone de funciones multitáctiles para aquellos juegos compatibles, los cuales serán muchos ya que Activision, EA, Take2, Ubisoft y Bethesda (por primera vez) han desarrollado juegos pensando en las capacidades de la nueva consola. La batería cuenta con una autonomía que puede superar las seis horas dependiendo del juego y si éste precisa conexión a la red. Por ejemplo, se puede jugar en torno a tres horas a The Legend of Zelda: Breath of the Wild, sin necesidad de recargar, una operación que sólo precisa de un conector USB. Lo bueno, pueden jugar dos personas con los mandos y permitirá que hasta ocho jugadores (con sus consolas) jueguen partidas simultáneas. También desaparece el bloque por región y se podrá jugar en cualquier lugar del mundo. Lo no tan bueno: tiene una capacidad de 32 GB (ampliable con tarjeta micro SD a 2 TB), no mucho teniendo en cuenta el peso de los juegos actuales. Pero la joya de la corona portátil se encuentra en los mandos. Cada Joy-Con tiene unas dimensiones de 102 x 35,9 x 28,4 milímetros y un peso que no llega a los 50 gramos para el mando izquierdo y apenas los sobrepasa para el derecho. Ambos cuentan con baterías recargables, pero no se conoce su autonomía aún. En su interior albergan un acelerómetro, un giroscopio y un motor háptico (vibración HD que le llaman) que permite, en palabras de sus creadores, diferenciar por las vibraciones que produce entre la sensación de cubos de hielo en un vaso (agitando el mando) o las más sutiles que se producen al servir un vaso de agua. Estos «cerebros» permiten un control independiente y versátil. Y también hay un botón específico para capturas de pantalla.

El Joy-Con derecho, por su parte, dispone de un punto NFC (Near Field Communication o Comunicación de Campo Cercano, utilizada para intercambiar datos entre dispositivos) que permite usar las figuras «amiibo», así como de una cámara infrarroja de movimiento que detecta la distancia, la forma y el movimiento de los objetos cercanos en los juegos diseñados para ello. ¿Para qué sirve? Para determinar si el jugador está haciendo el gesto de piedra, papel o tijera, por ejemplo.

Publicidad

Como no podía ser de otro modo, al tratarse de una consola que ofrece portabilidad, tiene conexión wifi (gratis hasta otoño, luego requerirá un servicio de suscripción on line).

Publicidad