Eurovisión volverá a (intentar) celebrarse en Róterdam en 2021

El pasado sábado la UER celebró una alternativa virtual al certamen cancelado: «Europe shine a light», gala sin ganadores y con el objetivo de unir a los países de Europa a través de la música

«Alo largo de la historia, aún en los momentos más duros, hemos encontrado nuevas formas de volver a levantarnos, de reunirnos, de celebrar, a través del poder de la música y de las historias», explica el texto oficial que la Unión Europea de Radiodifusión trasladó el pasado sábado con motivo de la celebración de «Europe shine a light». Y así fue: de haberse celebrado la 65ª edición de Eurovisión en Róterdam, la UER decidió organizar una alternativa online que paliara la sed de certamen de los eurofans y con el objetivo de unir a todos los países europeos a través de la música. A través de una gala no competitiva, los artistas cantaron las 41 canciones que habrían competido en el festival de manera online, aprovechando cada aparición para mandar mensajes de ánimo tan necesarios en momentos como el actual.

Blas Cantó, representante de España, cantó «Universo» y aprovechó su intervención para lanzar un mensaje en español e ingles: «Estamos aquí para celebrar nuestra música, nuestras canciones y llevar la luz a Europa y al mundo». Con esto, el artista fue partícipe de la gala más insólita de Eurovisión. Asimismo, ya se prepara para el festival de 2021, al que también acudirá como representante de nuestro país –para «quitarme la espina», dice– pero, eso sí, con una canción diferente. Según afirmó el sábado la UER, el próximo año Eurovisión se celebrará, como debía haber sido, en Róterdam.