Daniel Luque, sin opciones en La México

El mexicano Fermín Rivera realizó lo mejor de la tarde al dar dos vueltas al ruedo, mientras que su compatriota Sergio Flores y el rejoneador Rodrigo Santos se fueron de vacío

Natural de Daniel Luque, en la novenca corrida de la temporada en la Monumental Plaza México
Natural de Daniel Luque, en la novenca corrida de la temporada en la Monumental Plaza México

El mexicano Fermín Rivera realizó lo mejor de la tarde del domingo en la novena corrida de la temporada en la Monumental Plaza México, al dar dos vueltas al ruedo, en tanto que su compatriota Sergio Flores y el español Daniel Luque se fueron de vacío. El rejoneador Rodrigo Santos, por su parte, tuvo una tarde de infortunio.

En una tarde un tanto fría, con tiempo inestable, se lidiaron siete toros de Villa Carmela bien presentados y bonito tipo pero les faltó raza. El primero y el cuarto tuvieron que ser retirados. El primero se fracturó los dos pitones al rematar en los burladeros por bravo, y fue sustituido por uno de Marcos Garfias, según informa Efe.

Rodrigo Santos con el que abrió plaza de salida remató en un burladero pero el toro se fracturó el cuerno izquierdo y segundos después remató otra vez y se le rompió el derecho. Corrió el turno y actuó en cuarto lugar. El toro salió sin enterarse en cuanto se le castigó, y el caballero en plaza, sin fortuna y muy mal con el rejón de muerte y descabellos. Pitos.

Fermín Rivera tuvo una buena tarde, mostrando la finura de su trazo y cuajando dos faenas muy entendidas al primero y cuarto toros. Toreó con ritmo, templanza y buen gusto y eso se paladeó. Pinchó una vez a ambos y por ello se fueron los trofeos, pero dejó una impresión honda en el animo de la gente. Dio sendas vueltas al ruedo con el pleno reconocimiento de un público que se le entregó.

Daniel Luque, sin suerte, tuvo un lote muy parado y sin opciones. Como Rivera, estuvoo por encima de sus enemigos sin lograr el propósito de un triunfo. Sacó el mayor partido tanto al segundo como al quinto y concluyó rápido. Palmas a su profesionalismo y entrega. Ovación en uno y silencio en el otro.

Sergio Flores tampoco tuvo tela de donde cortar. Toreó bien con el capote tanto al tercero como el que cerró plaza y nunca dejó de estar buscándole a sus enemigos. Flores ya luce cuajado, con sitio y firmeza, aunque como Luque sin enemigos propicios y regular con la espada. Ovación en uno y palmitas en el otro.

El balance de la tarde fue: siete toros de Villa Carmela bien presentados y bonito tipo pero sin raza para el rejoneador Rodrigo Santos, pitos y los matadores Fermín Rivera, vuelta al ruedo en ambos; Daniel Luque, palmas y silencio; y Sergio Flores, silencio en ambos.