Rincón de la Victoria, un destino avalado por la máxima seguridad

El municipio malagueño recibe el Premio al Mejor destino de costa en la IX Edición de los Premios VD Viajes de LA RAZÓN

Vista del municipio malagueño de Rincón de la Victoria
Vista del municipio malagueño de Rincón de la Victoria AYUNTAMIENTO DE RINCÓN DE LA VIC

Rincón de la Victoria, en la provincia de Málaga, ha sabido transformar las adversidades de la crisis sanitaria en virtudes, siendo un referente del turismo de calidad. Por ello, la IX edición de los Premios VD VIAJES de LA RAZÓN ha querido reconocerle como Mejor destino de costa del año. El galardón fue entregado por Elías Bendodo, consejero de Presidencia, Administraciones Públicas e Interior de la Junta de Andalucía, a Francisco Salado, alcalde de Rincón de la Victoria y presidente de la Diputación de Málaga. «Es un orgullo, porque reconoce el esfuerzo que venimos haciendo en el Ayuntamiento desde hace años para colocar a Rincón de la Victoria en el punto de mira de visitantes. Es un trabajo continuo, a veces silencioso, que ha tenido su recompensa en un verano difícil y ahora con este reconocimiento», asegura Salado.

Son muchos los motivos que convierten a Rincón de la Victoria en un destino privilegiado. «Se trata de un destino único. Y de verdad que no es una exageración. Su orografía es tan especial que puedes pasar del mar a la montaña en muy pocos kilómetros. Es una ciudad amable, familiar, pero con una agenda de ocio notable. Pero centrándonos en la costa, contamos con casi ocho kilómetros de litoral, un paseo ecológico a orillas del Mediterráneo, unos acantilados que son atalaya desde donde divisar Málaga. Además, claro está, de la oferta en servicios y gastronomía. En pocos sitios se preparan los boquerones y el ‘pescaíto’ frito como aquí. Nuestra despensa, como la de toda Málaga, ofrece una variedad enorme», asegura el alcalde.

Francisco Salado, alcalde de Rincón de la Victoria, durante su discurso de agradecimiento en la IX edición de los Premios VD Viajes de LA RAZÓN FOTO: Kiko Hurtado Kiko Hurtado

La robustez del destino ha sido capaz de aguantar la embestida de la Covid-19. «Ha sido el peor verano de nuestras vidas, pero Rincón de la Victoria ha mantenido un alto nivel de visitantes y de ocupación, pues se ha superado el 60%. Tenemos un turista nacional que se ha mantenido fie», agradece Salado, quien recuerda que «hemos apostado por la seguridad del turista. Además de todas las fortalezas que tenemos como destino, nos hemos preparado a conciencia con un plan estratégico donde había diversos programas específicos para playas y turismo con medidas como el control de aforo, limpieza específica, análisis Covid de playas y arena, servicios de socorrismo y vigilancia... Pero uno de los servicios más aplaudidos ha sido el de limpieza en los aseos del litoral, pues teníamos a una persona limpiando cada vez que un bañista hacía uso del aseo».

Pero además de sol y playa, la oferta de Rincón de la Victoria sigue creciendo. «La joya de la corona es la Cueva del Tesoro, una cavidad única en Europa y que tenemos en continua mejora. En unos meses abriremos también la Cueva de la Victoria, una concurrida cavidad funeraria del Neolítico donde hace unos 13.000 años se plasmaron las siluetas de varios individuos en una de sus galerías. El patrimonio histórico y cultural es uno de nuestros pilares para seguir creciendo como destino turístico y en pocos meses estará abierta también la Villa Romana de Antiopa con una zona museística», detalla Salado.